Ghostland

Ghostland

Vamos a empezar con una (relativa) vendida de moto debido a las siempre peligrosas expectativas. Por un lado, me la habían pintado extraordinariamente bien y esto unido a que uno siempre espera que Pascal Laugier vuelva por sus fueros y demuestre que lo de Martyrs no fue flor de una día, hace que cuando uno se encuentra un producto final mediocre, aunque correcto, se lleve una decepción. 

Ademas este visionado lo hice con una persona que no es fan del género y que con la mirada limpia de quien no espera nada, me desvelo a simple vista cual era la tostada de la película a los 20 minutos de estar viéndola. Dicho sea de paso que acertó de pleno, y mis intentos de echar por tierra la simpleza argumental, se vieron apuñalados vilmente por el guion. Decía yo, “no veras, esto no puede ser así…. las referencias son demasiados evidentes y hasta molestas. Aqui tiene que haber un tomate de cojones que no estamos viendo, etc…”. Pues no, me tuve que comer mis palabras y mi defensa de Laugier.   

La decepción es total cuando esa insistencia en Lovecraft y el abuso visual a lo “Renegados del diablo” es tan molesto que hasta te lo tienen que aclarar en diálogos. El giro de la trama es la única gracia que puede tener el visionado, aparte de la recreación visual si no te molesta la falsedad que produce que sea recargada en exceso, pero cuando te encuentran el truco a las primeras de cambio, pues el invento se viene abajo. Por lo demás, demasiado exceso rayando lo burdo en sus referencias, decorados, ambientación, los villanos y hasta en la furgoneta. Se puede ver, no digo que no, pero es mejor hacerlo sin esperar que este sea el mejor Laugier y asumiendo que en efecto “Martyrs” fue flor de un dia. 


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.