Frankenstein, de Mary Shelley

Frankenstein, de Mary Shelley

Ayer por la tarde fui a la representación de esta versión del clásico de terror gótico “Frankenstein” en el teatro Arriaga, y aunque había leído en el libreto que era bastante fiel a la obra original, al escuchar que la duración se iba hasta casi las 3 horas, ya me puse a temblar. La ultima con esa duración fue algo intensa, si bien no voy a negar que estuvo interesante, también resulto lenta y de difícil digestión y  hubo mucha gente que no volvió del entreacto.

Sin embargo nada mas lejos del aburrimiento o del sopor…. la verdad es que disfruté muchísimo de “Frankenstein”. Ya desde el comienzo con una primera escena de Víctor Frankenstein (Raúl Peña) en el barco en el que llega al polo norte en su desesperada caza de la criatura y siguiendo por los saltos temporales, flashbacks y momentos en los que se narra esta historia de ciencia, politica y humanidad.

Porque si algo tiene aparte del texto original esta representación, es la interacción de la propia Mary Shelly y de otros tres personajes que discuten de vez en cuando sobre el escenario sobre el fondo y las interpretaciones de la novela original, desde el punto de vista conservador y religioso, desde el del pensamiento de izquierda y desde la ciencia. Así cada uno de esos personajes interpreta de una manera la creación de la criatura (me niego a llamarle “monstruo”) y su evolución de un ser recién creado y virgen en los aspectos de pensamiento, hasta un ser ilustrado, leído, inquieto y mas humano y entendedor de los defectos y virtudes del alma y corazón humanos, que su propio creador.

Vemos el proceso de creación de Víctor Frankenstein en la universidad, como da la vida a su criatura y como reniega de ella, para luego en el segundo acto, escuchar el relato de la huida y enriquecimiento de la criatura de su propia boca al narrar a su creador como aprendió, a hablar, a leer, a pensar y sentir como siente y a ser el ser superior que en definitiva es, hasta el momento en que hace la petición final a su creador. Y desde ahí hasta el final, que ocurre en el mismo barco donde comienza la historia.

Me ha parecido un gran trabajo, muy entretenido, muy interesante, muy bien trabajado, con unas interpretaciones intensas por parte de Víctor y de su criatura, interpretada por dos actores, uno para el momento del nacimiento y otro para el ser lleno de rabia, ira y venganza que cuenta su historia a Víctor. Muy viscerales, muy físicos, muy apasionados… he disfrutado muchísimo de todos los actores realmente y es sin duda lo mejor que he visto sobre un escenario en lo que llevamos de año y en todo el pasado. Lo recomiendo totalmente si para por vuestra ciudad y bueno siempre podéis echarme la bronca si no os gusta, a los amigos con los que fui también les gustó, mis padres que son gente ya mayor, también salieron muy satisfechos y unos vecinos que encontramos por allí también mayores, también salieron muy contentos. Lo mas parecido seria la versión de Kenneth Brannagh y aun así, aquella me parecía mas histriónica, por decirlo de alguna manera… demasiado estética y poca miga.. y aquí hay mas miga que estética.

Víctor Frankenstein: Raúl Peña
La Criatura: Javier Botet/ Jose Luis Alcedo
Elizabeth/ Saphie / Mary Shelley: Cristina Bernal Bas
Ernest: José Antonio Tiscar
Justine / Narradora/ Agatha: Nerea Moreno
Narrador, El padre, De Lacey: Javier Ibarz
Polidori /Profesor Waldam: David Tenreiro
Capitán Walton / Clerval / Fiscal / Félix: Mario Sánchez
Músico: Álvaro Alvarado

3 Replies to “Frankenstein, de Mary Shelley”

  1. Pues hace un par de meses lo vi aqui en aviles,donde vivo,y lo flipe,aparte de ser una de mis libros favoritos,siempre me habia interesado la capacidad de llevar la obra al terreno teatral sin que por ello mutilaran en exceso el material original.Y mi sorpresa fue mayuscula porque no solo me gusto,sino que la inclusion de “la voz de espectadores de la epoca” me parecio bastante enriquecedor y original,y ciertamente nunca eche de menos a la criatura de la Universal al tener una evolucion de esta desde un principio torpe y desmañada a la fisicalidad de la misma al haber crecido y evolucionado de la segunda parte de la obra.Vamos para mi un 10

    1. Me alegro de coincidir plenamente en la opinión. La verdad es que salí muy satisfecho y muy contento de la representación.
      Gracias por comentar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: