FANT 17: El Mal Ajeno

FANT 17: El Mal Ajeno

Como la semana que viene no quiero saturar el blog con muchas entradas al día, sobre las películas del FANT 17, voy empezar desde hoy con algunas películas que ya he visto para que pueda servir como pequeño consejo a la hora de elegir vuestro planning para esta semana de cine. Y voy a empezar por la que ha hecho que su director, el bilbaíno Oskar Santos, se lleve este año el premio FANTROBIA que se otorga a los jóvenes realizadores con carrera emergente.

Todo lo que año pasado no estaba muy entusiasmado por la “Carriers” (Infectados) con la que Alex y David Pastor se llevaron el FANTROBIA del año pasado, lo estoy este año con “El Mal Ajeno”. Película que vi hace ya un tiempo y que me resultó una muy agradable sorpresa y hasta el punto de que volveré a verla el viernes que viene cuando se proyecte en el festival (19:45). Por de pronto y porque ya se que el cine español tiene muy mala prensa (inmerecida creo yo en términos de cine fantástico y de terror), os dejo mi reseña de la película y os animo a que la veáis.

Hacia tiempo que quería ver “El mal ajeno” por varios motivos. Primero que lleva el sello de Alejandro Amenabar en la producción, segundo que sabia que algo “raro” tenia y que me cuide mucho de que no me estropearan y procuraré no hacerlo yo con vosotros. Ademas es la opera prima de un director bilbaíno y casi de mi edad, Oskar Santos y para rematar la parte vasca, la banda sonora esta compuesta e interpretada por la Orquesta Sinfónica de Euskadi, siendo esta la primera vez que la OSE hace una banda sonora. Y se hace notar en mas de una ocasión, hay momentos en los que te fijas en la banda sonora y eso que yo no sabia  ni que era la sinfónica de Euskadi, ni que era la primera vez que componían una

Había oído alguna critica mínimamente decente y que me dejó intrigado con el componente fantástico de la película y bueno, el protagonista Eduardo Noriega es medico y a mi me tienes ganado si me mezclas tramas medicas con componentes fantásticas.  El caso es que Diego (Noriega) es un medico de la unidad del dolor en un hospital de Madrid y es el medico típico que ha decidido alejarse de los pacientes para poder ser mejor medico.

Vive en una crisis de los 40 no sabemos hasta que punto motivada por su trabajo, pero se evita con su mujer que es enfermera en el mismo hospital y su hija adolescente y él no consiguen entenderse. Tiene un fuerte desapego emocional que le permite llevar a cabo su trabajo, mientras que su joven residente es opuesto a el. Una de sus pacientes, Sara, embarazada y con esclerosis múltiple, ingresa tras intentar suicidarse ingiriendo una brutalidad de medicamentos para el dolor, opiáceos en su mayoría y queda en coma irreversible, a pesar de que pueden salvarla la vida.

La pareja de la chica, Armand no se toma bien la noticia y al acabar el día espera a Diego en el parking del hospital, le encara y fuerza a punta de pistola a que le prometa que cuidara de ella, que la visitara a diario y que le curara una herida que tiene en el brazo, tras lo cual, le pega un tiro a Diego y momentos después se vuela la cabeza. Y hasta aquí puedo contar sin estropear en exceso la trama de la película. Que no pasa nada tampoco por conocerla, pero me ha gustado ir descubriendo junto a Diego de que iba “la movida”.

A mi me ha gustado bastante, teniendo en cuenta que me la he hecho en sesión matinal de vacaciones tirao en la cama y después de volver del ambulatorio de llevar a mi padre a una revisión. Con los agravantes de que me gustan los thriller-dramas hospitalarios con componentes fantásticas. Pero con todo me ha gustado, la he visto seria, sobria, podría calificarse como lenta, pero para mi el ritmo es bueno. Luego ya podemos meternos en los dilemas morales sobre el bien de muchos y el bien de uno, sobre el altruismo, sobre el mal ajeno y el mal propio, el mal provocado y las consecuencias de nuestras decisiones.

Eduardo Noriega tiene algún momento en el que me falla un poco (y las canas se nota mucho que son postizas), pero no desmerece el conjunto y Belen Rueda esta correcta aunque va resultando ya cansina y encasillada. Yo le voy a dar un 7 a la película y sé que es probable que me guste a mi mas que a la media porque disfruto con estas cosas hospitalarias y el ritmo, la fotografía, la música y el conjunto casan muy bien con la historia en mi humilde opinión.

Os pongo el trailer, pero yo no lo había visto y creo que es mejor no verlo. No es una película de grandes spoilers, es simplemente que a mi me ha gustado no saber nada de nada y el trailer te dice que va el asunto. De todas formas lo pongo por asi alguien quiere verlo y decidir después.

Deja un comentario