FANT 17: Die Tür

FANT 17: Die Tür

Die Tür” (La Puerta) es la primera de las películas de la sección oficial del FANT proyectada, justo antes de “I Saw The Devil” y la tenia ganas, porque me cae simpático Mads Mikkelsen desde “Casino Royaley el año pasado se nos metió en el bolsillo con su vikingo silente enValhalla Rising”.

En esta ocasión le tenemos en una película alemana que me ha sorprendido muy gratamente y que he disfrutado mucho mas de lo que esperaba. La verdad es que no se que esperaba, pero lo que me encontrado es una historia de mundos paralelos pero asíncronos que me ha parecido bastante interesante y muy bien llevada. Quizás el único “pero” que le pondría seria una cierta precipitación final, pero no voy a restarle demasiado por ello.

Digamos que nos ponemos en suposiciones tipo Fringe, pero en vez de traer a alguien de otro universo, lo que hacemos aquí es ir allí y suplantarnos a nosotros mismos… me explico. David (Mads Mikkelsen) es un pintor de vida distraída que mientras se beneficia a su vecina, engañando a su mujer, Maja (Jessica Schwarz), su hija desatendida en el jardín tropieza, se golpea la cabeza cae a la piscina, muriendo ahogada al enredarse los cordones de las zapatillas en una rejilla del fondo de la piscina.

Una vez y mas y como hacia Von Trier en “Antichrist”, tenemos ligado el sexo a la muerte, aquí con el agravante de que es con otra que no es su mujer, lo cual conduce como bien sabemos al drama de culpabilidad total y a la autodestrucción, y así pasan 5 años en los que David no encuentra consuelo, ni perdón en su ya, ex-mujer… llegando al punto de inflexión en que intenta ahogarse en la misma piscina en la que perdió a su hija Leonie (Valeria Eisenbart).

Es rescatado y resucitado por un amigo y poco despues descubre un pasadizo cerca de su casa, que acaba en la puerta del titulo. Y esa puerta le lleva a un mundo paralelo, con la particularidad de que esta retrasado 5 años… por lo tanto aparece en el otro mundo justo minutos antes del accidente que le cuesta la vida a su hija y por lo tanto la rescata, teniendo después un encontronazo con su yo del otro lado al que mata, sin querer y ya que estamos, pues sustituye en ese mundo.

No voy a contar mas… pero que quede claro que hay mas y tiene su enjundia el planteamiento subsiguiente. Es inevitable pensar en Walter y Peter Bishop, pero no van los tiros tanto por las consecuencias cósmicas del paso de un mundo a otro, sino por las consecuencias morales e hipotéticas de que haríamos en caso de poder resetear nuestras vidas 5 años al pasado, para poder corregir errores o reconducir nuestras vidas… cual seria el coste que estaríamos dispuestos a pagar?

Muy interesante el planteamiento que se va desarrollando a lo largo de la película. Cierto es que uno ve venir que las cosas no van a ser tan simples, cuando el vecino de David es un actor reconocible… es de hecho, el repugnante ministro de la RDA que abusa de su influencia para convertir en su amante a la protagonista de “La vida de los otros”.

La película se mueve entre lo real y lo fantástico con una soltura muy bien resuelta que permite que no nos centremos en el como, sino en las consecuencias y en los porqués de las decisiones de los protagonistas, y no tanto en el porque es o deja de ser posible. El trío principal, niña incluida esta soberbios, y hacen que la historia sea creíble y convincente. He quedado pero que muy satisfecho con la película y empezamos fuerte con las dos primeras cintas a concurso. Hoy toca el turno a “Rubber” y “Thrist”, neumáticos asesinos y curas vampiros para el tercer día de FANT.

4 Replies to “FANT 17: Die Tür”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: