En un Mundo Mejor (Hævnen)

En un Mundo Mejor (Hævnen)

Llevaba semanas queriendo ver esta película, pero no es fácil encontrar compañía para determinado tipo de cine y no me apetecía verla solo en casa. Pero bueno, se ha dado el caso y la oportunidad y por fin he visto esta cinta Danesa ganadora del Oscar y del Globo de Oro a la mejor pelicula de habla no inglesa esta año.

La directora, Susanne Bier es de aquellas que siguieron (y abandonaron como todos) el cine dogma, y que de aquellas normas acabó pasando en un momento dado a Hollywood, donde rodó “Cosas que perdimos en el fuego”, película que siempre me dio una pereza terrible y que finalmente deje correr.

Tras ella vuelva a Dinamarca a rodar esta película que tanto arrasa este año. “En un Mundo Mejor” es una historia sobre la violencia en su conjunto y como concepto, en cuanto a macroviolencia originada por la maldad total y la barbarie, y la microviolencia que puede generar un niño que la usa como respuesta emocional al dolor y por tanto como instrumento de comprensión del mundo que le rodea. Y es a su vez una película sobre comunicación, educación y la trasmisión de los valores suficientes que desarmen la violencia.

Mikael Persbrandt (atentos a el porque va a ser nuestro entrañable hombre oso Beorn en “El Hobbit”) interpreta a Anton, el paradigma de la superioridad moral. Es medico en un campamento de refugiados en medio de un conflicto africano con señores de la guerra que destripan a embarazadas y que causan el mal absoluto en forma de genocidio y terror. Por estar alli desatiende su hogar en Dinamarca lo que causara probablemente su divorcio y hace que se pierda los problemas que tiene su hijo Elias en la escuela, donde este acosado y victima de la violencia de los matones habituales.

Por otro lado tenemos a Christian, otro niño, huérfano de madre que llega al colegio de Elias. El padre de Christian le deja solo mucho tiempo porque ha de viajar constantemente y la relación paterno-filial es difícil y tensa pues Christian culpa a su padre de la muerte de su madre, o de no haber podido salvarla de su enfermedad. Christian reacciona con la violencia como medio de expresion y así es como surge la amistad con Elias… cuando este esta siendo atacado, Christian aparece propinando una paliza a su agresor y poniendole un cuchillo en la garganta.

A partir de ahi la amistad de ambos ira creciendo y la forma violenta de ver las cosas ira creciendo en intensidad mientras al volver de África Anton intenta inculcarles los valores de la no violencia y de no tener miedo ante el violento, sin mucho éxito todo sea dicho. No cuento mas. Solo que yo no he sabido en ningún momento por donde iban a ir los tiros o cual seria la moraleja o las intenciones.

La película me ha gustado mucho, pero eso no quiere decir que sea perfecta. Para empezar peca de exceder a veces el mensaje sobre la propia película al parecerme algunos personajes demasiado arquetipicos. Anton es demasiado bueno o representa demasiado la absoluta superioridad moral. Esta muy por encima del resto en un principio, aunque luego se vea la evolución cuando trata con el señor de la guerra. También se corre el riesgo de simpatizar en exceso con Christian, que es lo que me pasa a mi. Puedo entender esa manera violenta de resolver los conflictos. No con la violencia como punto de partida, pero es entendible su argumento de combatir una violencia absurda, con una respuesta mas violenta y directa.

Comunicación entre padres e hijos, violencia como fin, como medio o como entorno inevitable, sufrimiento siempre y la ausencia de absolutos serian los pilares con en los que yo diría que se apoya la película para llegarnos. Evoluciona y mejora con el paso del metraje y aunque hay ciertos astisbos aleccionadores, agradezco que no se quede en la condena sencilla de Christian o en la ingenuidad del “todo el mundo es (o puede ser) bueno”, que es lo que podría haber esperado. Muy recomendable.

9 Replies to “En un Mundo Mejor (Hævnen)”

  1. He estado a punto de ir a verla un par de veces, pero me da un perezón que ni te cuento. No sé, se me antoja una moralina dramón de tomo y lomo, pero a juzgar por lo que leo, tu reseña vendría también a ello, pues igual me estoy perdiendo algo. Haremos el esfuerzo!
    Saludos

    1. Bueno tiene su moralina, pero la agria lo justo con el tema de África… pero bueno no deja de ser un poco aleccionadora y hay que tener el dia para que te señalen en la pizarra 2+2.. pro decirlo asi… que no es tanto realmente, pero bueno. Drama si que no me pareció.

  2. Bueno, a mí me gustó mucho, la verdad. No me esperaba que fuera así, y coincido contigo en casi todo. Eso sí, el personaje de Anton me parece creíble, es un típico hippie de la vida que se cree que el ser humano es bueno por naturaleza. Luego todos acabamos descubriendo que eso no va así, lo único que no me cuadra es la edad a la que lo descubre él en la peli, sobre todo teniendo en cuenta cuál es su trabajo.
    De las mejores que he visto últimamente, aunque en plan de moraleja, casi que me quedo con Confessions, es más cabrona. ^^

  3. la termino de ver ahora y no está mal, desde mi punto de vista un poco “previsible” pero es mi opinión personal y estoy dispuesto a que me la rebatáis…por cierto, no dejes de ver “Cosas que perdimos en el fuego” es magnífica!!!

    1. Esta noche voy a ver Company Men… que aunque tengo la sensacion de haberla visto entera por el trailer excesivamente explicativo, la tengo ganas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: