El marino que perdió la gracia del mar (午後の曳航)

El marino que perdió la gracia del mar (午後の曳航)

Segunda novela que leo de Yukio Mishima, corta porque la quería para un par de momentos antes de meterme en las siguientes novelas que tengo preparadas (“Orgullo y prejuicio y zombies” y “El primer hombre de Roma”), pero mucho mas rica en tremendas citas que la “El rumor del oleaje”.

Esta pequeña novela, escrita en 1963 nos cuenta la historia del triangulo formado por Ryuji, que es un marino solitario y asocial que se enamora de Fusako, una viuda joven y Noboru,  hijo preadolescente de Fusako. Ryuji, que nunca ha tenido mas compañía que el mar y que nunca ha necesitado nada mas que este, se enamora de Fusako en una de sus escalas en Yokohama. Tras conocerse y enamorarse, Ryuji se embarca de nuevo, pero esta vez es diferente y empieza a darse cuenta de que su vida marinera ya no es suficiente y decide que cuando vuelva a puerto abandonará para siempre el barco mercante en el que trabaja y empezara una vida junto a Fusako.

En un principio Noboru ve a Ryuji como un autentico heroe, al ser como el mismo un hombre enamorado del mar y traer historias de una vida que puede que sea por la que se decante el propio Noboru. Pero según ve como intima con su madre, y no ver en el la figura severa y terrible que erróneamente piensa que debiera de ser, va perdiendo el respeto que tiene por el y a crear un rencor insano contra el.

A este rencor y a la postre al desenlace de la novela contribuyen los amigos de Noboru, todos de 13 años y liderados por un incipiente psicópata al que se conoce como “el jefe”. Este a través de sus discursos y soflamas sobre la vacuidad de la existencia, lo nocivo de la vida cotidiana, de la rutina y de la sociedad en si misma y por ultimo del mal mayor de esta que según el son los padres, va envenenando la mente de sus compañeros y en especial al de Noboru, que va creando una lista de agravios por las acciones de Ryuji.

Lo que mas me ha gustado de la novela es la forma de expresarse de “el jefe” y esos discursos tan llenos de violencia y elocuencia y a la vez tan lejanos de lo que debería pensar un niño de 13 años, pero que tan bien dirigidos están contra los pilares mismos de la sociedad, la familia e incluso el estado, pero sobre todo, el mundo adulto y sus incongruencias. Y por otra parte me han parecido también bellísimas las reflexiones de Ryuji cuando esta a bordo del barco y la manera tan intensa y precisa de describir sus sentimientos y las cosas que los evocan. Nada que ver con la serenidad y quizás incluso falta de recursos de los personajes de “El rumor del oleaje”.

Son poco mas de 170 paginas que recomiendo por los escasos 6€ que vale, y como curiosidad decir que fue llevada al cine en 1977 e interpretada por Sarah Miles, Kris Kristofferson y Jonathan Kahn. Por su interpretación, Sarah Miles y Jonathan Kahn fueron nominados a sendos Globos de Oro en la edición de estos premios del año 1977

2 Replies to “El marino que perdió la gracia del mar (午後の曳航)”

  1. Hola,

    No sé si había comentado alguna vez por aquí, pero en todo caso, me ha gustado tu crítica de este libro. Yo lo leí hace tiempo y recuerdo que no era precisamente agradable de leer, un poco desasosegante como muchos de los libros de Mishima… y no recuerdo exactamente el final, pero sé que me dejó mal cuerpo.

    Buena crítica del libro.

    Un saludo!!

    1. Bienvenida Sonia, 🙂

      Si que desasosegante pueda ser la palabra que mejor defina el libro, y la existencia de los personajes.

      El final deja mal cuerpo y no es porque quede abierto al estilo de Murakami, sino que lo deja de una manera que me parece perfecta, en manos de tu propia imaginación.
      Sabes lo que va a pasar segundos después del punto final del libro, pero es un punto y seguido para ti. porque eres tu quien escribe esa ultima pagina en tu cabeza y según cada cual vemos esa escena a nuestra manera, aunque nos deja claramente enfilados para que sea comos sea que lo imaginemos, se nos quede ese mal cuerpo.

      Gracias por participar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.