Drive

Drive

If I drive for you, you give me a time and a place. I give you a five-minute window, anything happens in that five minutes and I’m yours no matter what. I don’t sit in while you’re running it down; I don’t carry a gun… I drive.

Con “Drive” estamos ante una de esas películas que genera una reacción muy diferente en la gente. Por algún motivo, suscita adhesiones sin reservas (como es mi caso) y en otros casos suscita entre indiferencia y sopor. Yo no se nada de esto como para analizar porque, si entras en la película todo en ella te encanta… pero parece que es así, ni tampoco se porque puede parecer lenta o intrascendente, pero esta claro que a mucha gente se lo parece, hasta el punto de demandar a la productora por sentirse engañados con el trailer.  El que sepa de cine como para sesudos análisis que lo haga, yo solo diré que me ha encantado y por no decir hipnotizado.

Ya venia yo con buena predisposición por un par de motivos. Primero, me gustan los coches, me gusta conducir, y me atrae enfermizamente la figura del conductor criminal encargado de las huidas y que siempre suele ser el que peor sale parado en las películas. Por otro lado, el director Nicolas Winding Refn, pero no solo porque venga de Cannes con el galardón a mejor director por esta película, sino también porque con su anterior película “Valhalla Rising” me dejó descolocado como hacia tiempo que no lo hacia una película y como mínimo me hizo tenerle atado en corto y atento a cualquier cosa que hiciera. Y al saber que lo siguiente se alejaba del “arte y ensayo” y se metía en el cine de gasolina, rueda quemada, y sombras existenciales, a mi ya me tenia ganado. Intenté ver “Drive” en el festival de San Sebastian, pero era ya complicado cuadrar las cosas, pero en cuanto he podido ha caído, y mas veces caerá porque pienso comprar el Blu-Ray y dejarme arrastrar por la hipnotizante y estupenda banda sonora, en mi casa con mi recién recuperado Home Cinema.

Drive” nos presenta en unos primeros 10 minutos magistrales a un conductor sin nombre, ni pasado interpretado por Ryan Gosling. Este chico es un especialista de cine que dobla a los actores en las escenas de conducción, accidentes, etc. Aparte también trabaja en un taller arreglando coches a las órdenes de Shannon, interpretado por un brillante Bryan Cranston, quien le acogió y dio un trabajo hace años cuando el chico se presentó en su taller pidiendo un trabajo. Aparte de estos trabajos, nuestro protagonista tiene un tercer empleo. Se alquila como Geteway Driver o lo que es lo mismo conductor de “golpes”. Por un precio, un momento y un lugar el te da 5 minutos, durante esos 5 minutos es tuyo, pase lo que pase. Después de ese tiempo estas por tu cuenta.

Con esa premisa comenzamos la película. Una conversación telefónica exponiendo los términos con los que abro esta entrada, un coche que no llama la atención a pesar de ser un impala modificado con 300 caballos bajo el capó y una escena del crimen de la que tiene que hacer volar a quienes le han contratado. Esos 10 minutos iniciales que incluyen los 5 de conducción, ya te dejan claro que la película no es común. Olvidaros de persecuciones de opereta, no, de lo que se trata es de escapar sin dejar rastro y sin llamar la atención. Eso es de lo que se trata, otra cosa es que se consiga, claro esta. 10 minutos perfectos de tensión fuera de la común que al acabar nos dejan con una vista de Ryan Gosling al volante, con su palillo en la boca, con la cámara mirándole hacia arriba desde el asiento del copiloto, con el titulo de la película en rosa y con “Nightcall” (primera canción de la tremendamente buena banda sonora) empezando a sonar y llevándonos, con el al volante, por los títulos de crédito iniciales.

En esta vida solitaria y silenciosa que vive el protagonista, refugiado en si mismo de un pasado que ni conocemos, ni hace ningún amago por dejarnos ver si es mas o menos trágico o no, se cruza Irene (Carey Mulligan) que resulta ser la vecina de 2 puertas hacia la derecha de el conductor. Las sombras de ambos se cruzan, se ven, se sienten los vacíos del otro y de alguna manera encajan. Nada es sencillo y nada ocurre realmente más que ambos personajes den un paso fuera de sus oscuridades existenciales, si bien no hacia ninguna luz, hacia una oscuridad compartida que parece tener como puente entre ambos al hijo de Irene. Hijo cuyo padre (Oscar Isaac) esta en al cárcel pero que sale a los pocos días de que nuestro conductor y ella se conozcan. Este tipo tendrá que hacer frente a unas deudas por protección durante su tiempo en la cárcel y nuestro protagonista le ayudara a saldarlas.

No voy a contar mucho mas porque tampoco es una historia súper compleja y la forma en que se desarrolla y complica la vida de cada uno merece la pena ser descubierta por el espectador y paladeada en su justo momento y lugar. Así como la violencia, cruda, dura y brutal, sin edulcorar, por muy inesperada que sea. No es de todas formas una película violenta en exceso, pero cuando es necesaria, es directa, efectiva e impactante. Tanto como las escenas de conducción que si no son muchas y desde luego no son el motivo de la película, si que son absolutamente brillante teniendo sus culminación en la perfecta persecución, por lo que bien podría ser Mullholland drive, con nuestro protagonista y Christina Hendricks escapando al volante de un Mustang, cuya elección parece todo menos casual ya que tanto montura como manera de ser conducido nos hacen inmediatamente recordar a Steve McQueen.

Gracia me hace cuando se alaban las escenas de persecución y accidentes de baratillo de “The Yellow Sea”. Hemos confundido, choques absurdos de coches, con escenas de conducción y la forma de rodar esta persecución con el Mustang GT y la forma de resolverla por parte de nuestro conductor, con ese momento bellísimo de cámara lenta, viendo nosotros por la luna trasera lo que le ocurre al coche perseguidor, se clava en la retina y nos hace rememorar una forma de hacer cine, que se sale de toda norma habitual hoy en día, pero sin caer en la copia ni la nostalgia barata, es sencillamente una forma de hacer las cosas personal, diferente y efectiva que recuerda a los clásicos, pero que solo beben de ellos, y los traen a nuestros tiempos, pero sin pretender recrearlos.

Película de la que me declaro fan total. De su forma de reinventar el cine negro, embutido en un historia de sombras y gasolina, en vez de despacho de detectives y gabardina. De sus interpretaciones que me gustan todas, ya sean protagonistas con unos magníficos Ryan Gosling y Carey Mulligan cuya mutua empatía compro totalmente y que me encanta como culmina en la escena del ascensor, brutal en toda la extensión de la palabra y que define perfectamente de lo que es capaz en todos los sentidos el personaje de Gosling. Un 10 para todos los secundarios, desde Bryan Cranston cuyo personaje parecía el ancla a la estabilidad y la vida mínimamente feliz del protagonista y de el futuro de ambos, a Albert Brooks, su cajita de cuchillas y su brutal sinceridad final, pasando por Ron Perlman, Oscar Isaac y la breve aparición de Christina Hendricks.  Cada uno en su bajada a los infiernos me resulta creíble, torcido, lleno de matices y sombras y perfectamente interpretado, dando un empaque coral a la película que no hace más que engrandecerla.

Mención aparte a la banda sonora, a la que estoy absolutamente enganchado, o mas bien “Under your Spell” y que es extraña como para que me guste siendo muy electrónica pero que esta tan absolutamente bien integrada en la película que muchas veces sirve para dar voz a los sentimientos que los protagonistas no pueden o no deben expresar, y que ni siquiera pretenden expresar, pero que no pueden combatir al cruzarse el uno con la vida del otro. Estoy realmente asombrado de estar tan enganchado a la banda sonora y la escucho a diario en el coche…  soy el primer sorprendido.

En definitiva, que ya me acerco al final de la segunda pagina de Word y no es habitual que me extienda tanto. Me encanta la película. Me parece un peliculón como la copa de un pino y he disfrutado y paladeado cada minuto desde el mismísimo primer fotograma hasta el ultimo. No quería que terminara y termina como termina, no voy a decir nada al respecto. Para mi final perfecto. La recomiendo, aunque desconozco cuando se estrenará o si va a estrenarse. Para mi es la confirmación de que este director sabe como tocar mis fibras aunque lo haga de una forma extraña. Un 10 de película en todos los sentidos y en todos los aspectos. Es insultante que el premio a mejor película en Sitges se lo haya llevado “Red State” en vez de “Drive” o “The Woman” absolutamente absurdo y casi diría que insultante. Debéis verla si o si y decidir si caéis en ella con todas las consecuencias o si os deja fríos, aburridos e indiferentes, como también ocurre en un porcentaje importante de los que la ven. Mi opinión ya la tenéis.

5 Replies to “Drive”

  1. Hola!
    A mi también me tiene hechizada esta película desde que la vi este sábado en Sitges. Me gusta todo de ella; desde el color de los créditos, la música, los actores, el ritmo, la violencia tan seca que muestra…todo!!
    El personaje de Driver ha sido todo un descubrimiento. Para mi es de lo mejor de este año. Espero que cuando se estrene en cine tenga el éxito que se merece. Pienso volver a verla.
    En Sitges, no se premió porque estaba fuera de competición. Aunque lo de los premios es relativo, todo depende del que vote.
    Estoy de acuerdo en que es el peliculón del año.
    Y en cuanto a The woman, al menos se llevó el premio al mejor guión^^ Que gracia el plano en que se ve a Angela Bettis cosiendo el vestido, me recordó a May.

  2. He podido ver esa versión que ya circula en hd, y me sumo a tu entusiasmo. De las mejores películas que he podido disfrutar este año. Todo alcanza un nivel enorme, desde la dirección, un enorme Ryan Gosling como protagonista, unos secundarios que lo bordan, esos estallidos de violencia, la banda sonora que calza perfecta con lo que ves y consigue atraparte por completo, etc, tremenda.
    A ver si encuentro esas críticas negativas y leo que le ven para cargar contra ella, porque a mi me parece peliculón.

    1. Me alegro de que te haya gustado. 🙂 He visto que esta en HD, pero me estoy reservando para verla en el cine ahora que la estrenan este mes. Tengo muchas ganas de volver a verla y de volver a escucharla y disfrutarla y hace mucho que no me pasaba con ninguna pelicula.
      Y de las que rondan ahora en HD y que no se han estrenado aquí, no dejes pasar tampoco “Warrior”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: