Déjame entrar (Låt den rätte komma in)

Déjame entrar (Låt den rätte komma in)

dejame-entrar1

El domingo tocó cerrar el ciclo (casual e involuntario) de cine nórdico. Tras la Danesa de Von trier y la Finlandesa de Jade Warriors, tocaba la noruega Déjame Entrar. Reconozco que me daba pereza verla y la tenia un poco apartada. No pereza por prejuicios, sino porque como las criticas prácticamente te contaban la película con pelos y señales, tampoco me parecía que hubiera mucho que ver ya. Y en efecto, aparte de todo lo que había oído o leído no hay mucho mas en la película, al menos en lo que respecta al que, pero si en lo que respecta al como.

De las tres películas nórdicas vistas estas ultimas semanas, y sabiendo que no tenemos el mismo concepto del ritmo, esta es sin duda la mas lenta. La que mas planos, llamémosle innecesarios tiene. Típico plano con segundos de mas de un árbol y cosas por el estilo. Pero si tenemos la voluntad de verla y ya no nos espantamos con los ritmos diferentes a los habituales, puede merecer la pena.

Al fin y al cabo el tema esta de moda, no lo vamos a negar, y después del tiempo que ha pasado de su estreno y de lo spoileada que ha sido, no voy a ahora ahorrarme el decir que la protagonista es una niña vampiro, porque es parte del encanto de la película. No deja de ser una película de amor, amistad juvenil y estas cosas si uno es bien pensado. Si fuera mal pensado, podría pensar que es una historia de cómo una vampira de hoy en dia pero en tamaño mini, se agencia al nuevo Renfield de turno con 4 palabras amables y 2 carantoñas. Y la vida de siervo de un vampiro es una vida sacrificada, como para que encima no hubiera algo de sentimiento entre ambos.

Pero sin entrar en las intenciones finales de la niña, la verdad es que a pesar de ser un tanto siniestra y enfermiza o quizas por ello, te cae hasta simpatica, como que te da pena que la pobre tenga merendarse a una amigable cuadrilla de noruegos cincuentones. La pobre lo hace por necesidad, que no  por vicio.. pobrecilla.

Por ultimo decir que esta basada en una novela que se puede ver en cualquier libreria estos dias, y que en Hollywood estan preparando un remake y al verla lo entiendo.. es un ritmo que el espectador medio no aguanta asi como asi. Es probable que pierda mucho del “encanto” o de la ambientacion tan opresiva que supone el suburbio noruego en el que transcurre toda la pelicula, pero supongo que es inevitable.

Recomendable, le doy un 6,5 por el ritmo.

4 Replies to “Déjame entrar (Låt den rätte komma in)”

  1. Admito que el ritmo es lento. El más lento hasta ahora…. pero esos planos de más… yo los dejaría por plásticos y porque ayudan mucho , como dices a sentir lo que es la vida agobiante y anodina del pobre chaval.
    Yo soy de las que pensó mal. Ja ja. Pero ya sabes no me pareció rollo padre-niña en ningún momento, ni tan inocente el niña- niño.

    Renfield. Se sale. Su vida si que es dura la verdad. Y que decir señores, ser vampiro en un cuerpo infantil y sin una sociedad secreta vampírica que te suministre y proteja… Es muy muy duro y muy de andar por casa. Vamos que los amantes del vampiro con glamour pueden ir olvidándose 🙂

    Supervivencia pura.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.