Daredevil: La Mano del Diablo

Daredevil: La Mano del Diablo

De chaval apenas leía cómics que no fueran los Mortadelos, 13 Rue del percebe, Superlopez, Asterix y más o menos cualquier cosa que viniera en los tomos aquellos de superhumor. Lo único que tenia aparte de aquello, de cómic americano, era el Alpha Flight de Byrne y cosas sueltas de Daredevil. Dicho lo cual, no volvi a interesarme por el comic hasta rondar la treintena y mas o menos con el estreno de la infame película sobre Daredevil que me dio por recuperar al personaje.

Por aquella época empezaba la andadura de Daredevil por Marvel Knights, con aquellos primeros 8 números guionizados por Kevin Smith en los que sin despeinarse, nos metía a Matt Murdock en los abismos al cargarse a Karen Page. Abismos de las que ya nunca saldría hasta hoy. Toda la etapa de Bendis y Malev la seguí y leí muy ávidamente y con un enorme placer, pero perdí la cuenta a principios de la etapa de Brubaker. Algún día me haré con todo ello en papel poco a poco.

Pero ahora he decidido retomar el personaje y los tomos, desde el momento en que Daredevil se convierte en Shogun de La Mano. Me he perdido mucho de lo anterior, no se apenas nada de reinado oscuro, ni de que le hicieron a su mujer a la que yo la ultima vez que lei, estaba vivita y coleando. A partir de aquí seguiré con Shadowland, redención, renacimiento y con la nueva etapa que lleva 9 números en los USA donde reinician el personaje y dicen querer sacarlo de la oscuridad y chungez extrema que le caracteriza desde hace tiempo. No estoy yo muy de acuerdo con eso de aligerar de cargas dramáticas a los personajes, pero cuando llegue a esa parte ya lo veré.

En este tomo que corresponde a los números 501-507, Daredevil deja de ser el abogado que era, rompe relación con Foggy, y toma la decisión de ponerse al frente los ninjas de La Manoc omo su Shogun teniendo a Tigre Blanco como Daimyo en Norteamérica. Para ser Lord Daredevil, tiene que probar su compromiso asesinado a un inocente, que no es otro que Izo. Con ello consigue el puesto de mano de la organización y pone en marcha sus planes de ejecutar la justicia extrema.

Nueva York, y por ende, La cocina del infierno, se han convertido en un feudo criminal bajo la mano de Norman Osborn y sus H.A.M.M.E.R.. Kingpin vuelve a la ciudad con intención de recuperar su poder y manipular a Daredevil para ello, explotando la mayor debilidad de Matt, que es su manía de buscar la justicia de manera directa, lo cual le hace terriblemente predecible.

Hay mucho más en este tomo y merece la pena ser leído tranquilamente sin saber mucho mas. No es que me haya parecido la releche en verso y todavía no me he habituado mucho a que los ninjas obedezcan las ordenes de Daredevil y se conviertan en su brazo ejecutor, pero tampoco me disgusta y estoy deseando echarle el guante al tomo de Shadowland, pero es que el tomito se va a los 25€ así tontamente, frente a los 14€ que me costó este “La Mano del Diablo” en su día, porque aunque lo tenia en casa desde hace tiempo, no lo he leído hasta ayer.

El Guión de Andy Diggle me parece bien, pero para mi anda lejos de lo que me gustaría realmente, pero no critico demasiado porque esta muy influenciado por el entorno Marvel general y el evento Shadowland y esta historia no deja de ser un punto de partida. El dibujo que en los primeros números es de Roberto de la Torre, si que me parece que esta en perfecta sintonía con el personaje y con el tono al que estamos acostumbrado de frío, dureza y oscuridad. Tengo ganas de mas… he entrado en fase de Daredevil y leeré tanto las cosas sucesivas, como ire hacia atrás hasta leer toda la etapa de Brubaker, aunque seguramente solo os reseñe a partir de este tomo en adelante, que es lo que se puede comprar a día de hoy en cualquier tienda.

One Reply to “Daredevil: La Mano del Diablo”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.