Chained

Chained

chained_ver3_xlg

Pues otra película muy enferma que ha caído y voy a reseñarla nada mas verla porque quiero intentar quitarme el mal cuerpo que me ha dejado, lo antes posible. Y algo mas tendré que ver en cuanto termine de escribir, para quitarme esta sensación de encima. Se ve que pasó por Sitges y ahora veo porque le dieron a Vincent D’Onofrio el premio a mejor actor, y es que el cabrón se hace creíble como el solo.

La historia, por la que la directora Jennifer Chambers Lynch, se llevó ademas el premio especial del jurado, nos presenta a un asesino en serie que mata mujeres tras recogerlas en su taxi. Las lleva a casa y las viola y mata y aun no tengo muy claro si en ese orden. Un día secuestra a una señora (Julia Ormond) y a su hijo de 9 años, y se queda con el chaval para hacerle compañía.

chained

Al chaval le pone las cosas claras, será su sirviente, limpiará la casa, solo comerá lo que a el le sobre en el plato, le ayudará con el álbum de recortes de las desparecidas y coleccionando los objetos personales de las victimas a modo de trofeo y así será durante el resto de su vida. Así crece Rabbit, que es como le llama al chaval. Encadenado durante años tras un intento de fuga al poco de llegar a la casa.

Cuando Rabbit ya es mayor de edad, el taxista psicópata empieza a instruirlo en anatomía con el fin de que siga su camino de asesino de mujeres. Realmente no puedo contar mucho mas y ni quiero. Basta con saber que es una película obsesiva, opresiva, que pesa y que te tiene en un estado de mal rollo constante. Casi todo ocurre en una sola localización y ademas tiene un giro final cojonudo, que yo no he visto venir a pesar de  los dos cebos que te deja la directora en un par de momentos. 

RAB-Day-12-036

Vincent D’Onofrio da el pego cosa mala y tiene una pinta de desgraciado y de enfermo que te lo crees totalmente. Otro tanto se puede decir del Rabbit mayor, enfermizo, extraño, atrapado en un infierno impensable y sobreviviendo a una pesadilla sin fin a la sombra de su captor. Película intensa, incomoda de ver pero a la vez difícil de no seguir mirando. Sientes el peso de la película durante hora y media y te deja clavado al sitio y encima te quedas atento a los sonidos durante los créditos finales. Es como Haneke, pero con una vuelta mas de tortura al espectador, que no es poco decir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.