Capitalismo, Una historia de amor

Capitalismo, Una historia de amor

La verdad es que si que he cogido ya la costumbre desde hace un tiempo de ver todos los años el docu que se marca el Michael Moore. Se que tiene unas criticas feroces contra su manera de hacerlos y por ser subjetivo, pero coño es justamente eso de lo que se trata. Yo si hiciera mis documentales también los haría sobre mi visión de las cosas. Que no son de leones echando la siesta, son de crítica política. Si no te gusta su estilo lo mejor es que no los veas. Yo no compro el asunto que me vende Al Gore, así que no veo sus documentales porque se que me esta vendiendo una moto y no me gusta como me la vende.

Esta vez el ataque de Michael Moore va dirigido al sistema capitalista americano actual. Aunque ya no se ni si se podría calificar así. Nos va contando como ha cambiado el sistema desde el fin de la segunda guerra mundial hasta nuestros días y como las corporaciones han modificado el sistema legal americano para dejar al estado sin mas función que ser mantener una mera ilusión de democracia. Siendo el máximo exponente de esto, el timo de la estampita del rescate financiero súper multimillonario de hace unos meses. Que al verlo de cerca fue vergonzoso y ahora se preguntan que coño votaron y porque.

Nada que no sepamos ya al fin y al cabo. Y solo nos afecta cuando ponemos intereconomía o la cope y vemos mentes preclaras que quieren seguir los pasos de America en todas estas gaitas. Por lo demás es el mas flojo de los últimos documentales, y sin duda mucho menos emotivo que el anterior de sicko. Al fin y al cabo siempre te queda el regusto ese de que da igual, no van a cambiar hasta que se hundan del todo y no es que haya mucha diferencia voten lo que voten, porque todos los aparatos del estado están intervenidos por las mismas corporaciones, sea quien sea el presidente.

Destaco en este, a la iglesia católica estadounidense que me parece que esta mucho mas cerca de los problemas reales de los trabajadores y ciudadanos americanos de lo que lo esta aquí en Europa. Al oírles hablar no parece que el amigo Rouco y el obispo de Detroit estén en la misma iglesia ni en la misma onda política. Aquí la iglesia es políticamente servil con la mano del rico y del empresario y allí defiende el socialismo y condena al capitalismo con las palabras del mismo libro… el mundo al revés.

Es por otra parte paradójico que a estas alturas descubran los americanos lo que es el mundo cooperativista, a buenas horas.  Alucinante lo de las compañías que aseguran a sus empleados para cobrar cuando mueren y como hacen los cálculos de cuantos deben morir y cuando para obtener mayores beneficios adicionales y los memorandos internos señalando que la democracia y eso de que los pobres puedan votar es el único obstáculo para una progresión empresarial adecuada.

Si te gusta Michael Moore… lo veras y sino pues no, da igual lo que yo diga, así que ahí queda mi opinión. Para mi el mas flojo de todos los suyos  y me parece terriblemente ingenuo en muchas cosas, aun así para mi, es de visionado obligado.

Deja un comentario