C.H.U.D. (Caníbales Humanoides Ululantes Demoníacos)

C.H.U.D. (Caníbales Humanoides Ululantes Demoníacos)

Título original: C.H.U.D.
Dirección: Douglas Cheek
País: USA
Año de producción: 1984
Géneros: Terror subterraneo

El otro día fui a ver al fin «Us (Nosotros)» de Jordan Peele y en la escena inicial de la película hay algo que salta a la vista con luz propia. Mientras la cámara va mostrando un noticiero informando sobre un evento de cadena humana que cruce américa de costa a costa, en el lateral se ven unas cintas VHS. Una en particular es mas visible que la otra y es la de esta película C.H.U.D. 

Mi recuerdo ochentero es que, por algún motivo esta película no debía de verla. En mi clasificación mental videoclubera, tenía esta película como «de mayores» así que nunca la vi. Ahora he podido corregir ese defecto ya que esa fuerza de la naturaleza cinematofágica que es Filmin, ha estado a la que salta y fijándose en el detalle de «Us» ha puesto C.H.U.D. a disposición de los que quieran ver o refrescar la conexión entre ambas películas.

La labor de Filmin como el videoclub de nuestros días es digna de elogio y desde luego, digna de suscripción eterna. Pero es que aparte de la ingente cantidad de películas que tienen para el degustador del terror de todas las épocas, estos detalles de estar a la que salta de la actualidad, los hace aun mas «de querer». En otro momento hablaré de «Us» y de lo que me ha parecido para bien y para mal, pero hoy es día de bajar al submundo de la sucia y decrepita Nueva York ochentera.

Todo viene a raíz de saberse que mucha gente sin hogar abandonada por el sistema capitalista salvaje, habitaba los túneles y sistemas urbanos abandonados de la ciudad de Nueva York. De ahí surgió la idea de C.H.U.D. y también la idea fundacional de «Us». En este caso, esos abandonados por la sociedad, empiezan a desaparecer sin que a casi nadie le importe, al menos hasta que también empieza a desaparecer gente de la superficie, arrastrados a las alcantarillas por alguna clase de criatura.

Aunque el subtitulo español que explica el acrónimo, no tienen nada que ver con la realidad de la trama, es muy de agradecer por su inventiva bizarra. La doble explicación real del acrónimo la tenemos en la película y es la que mueve el peso de la maldad de estos Morlocks neoyorquinos al siempre humano culpable verdadero de todo. Como detalle curioso, el villano gubernamental de C.H.U.D. se llama igual que la familia protagonista de «Us«.

Lo que mas sorprende de C.H.U.D. es que siendo una película de serie muy B, muy cutre, aunque muy de su época también, es lo bien que ha envejecido. No me refiero al apartado visual de las criaturas, evidentemente, si no a su visionado propiamente dicho y al fondo anti gubernamental y de denuncia. Si la «Los ojos sin rostro» es un terror europeo que deja un poso mas aparentemente lírico en el espectador a pesar de su fondo de asesinatos enmascarados, en C.H.U.D. nos vamos a la parte mas falsamente prosaica del espectro cinematofágico al dejarnos «mas a gusto que un arbusto» sabiendo que John Goodman es devorado antes de catar su hamburguesa y mientras babosea a una camarera, sin dejar de lado la denuncia de la autentica villanía y el verdadero rostro funcionarial del terror. Todo el espectro del terror es disfrutable y siempre hay subcapas en las que esconder mensajes y eso es algo de lo que sin duda ha tomado nota Jordan Peele como todo y parte de su estilo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.