Brooklyn’s finest

Brooklyn’s finest

Película de las buenas la que os traigo hoy. De las crudas, negras, jodidas, sin buenos, ni malos absolutos, un mundo gris donde el azul de los uniformes es tan gris y sucio como el ambiente en el que se mueven. Película totalmente desconocida para mi y que no tengo ni idea de cuando o como puede llegar a estrenarse. Y eso que el plantel no es de los pequeños. Ethan Hawk, Richard Gere y Don Cheadle interpretando a 3 policías de Brooklyn cada uno en su infierno particular y un recuperado Wesley Snipes.

La película y a estos 3 protagonistas los dirige Antoine Fuqua, que si bien tiene algunas irregularidades en su filmografía (“las lagrimas del sol” me parece un peñazo”), lleva una buena racha firmando, la injustamente menospreciada “Shooter” y “Training day”. Por no hablar de “Rey Arturo” pero hay ya no me meto porque peli donde hay romanos, peli que me trago y compro sin dudarlo. La verdad es que sorprende que un drama policiaco con estos actores y este director no tenga fecha de estreno con la de bazofia que nos tragamos semanalmente.

Puede ser que la gente no quiera ver dramas así a la ligera y es cierto que la película no es para verla en un día que uno este planteándose si saltar de un quinto o de un sexto, pero yo creo que merece la pena. Eddie (Richard Gere) es un policía uniformado al que le quedan pocos días para jubilarse. Tiene una vida de mierda, pasa de todo en el trabajo por el desengaño total que tiene hacia su labor, el único escape que tiene es su relación con una joven prostituta y procura ir no metiéndose en líos y pasar los días siendo un policía mediocre, hasta que le cae el encargo de en sus últimos días instruir a uno de los nuevos policías, que recién salido de la academia rebosa ese entusiasmo típico.

Sin embargo la película la empezamos con Sal (Ethan Hawk) dentro de un coche, tendiendo una conversación absurda aparcado en un paraje apartado con otro tipo y donde la película nos gana inmediatamente, tanto por lo que ocurre, como por el dialogo, como por la increíble actuación de Ethan Hawk a lo largo de toda la película y empezando por esa escena inicial. Me creo total y absolutamente su personaje de policía que se juega la vida en redadas antidroga con 2 hijos y mujer y una espiral de descenso a los infiernos en la que la avaricia, en principio “bien intencionada” (comillas de las gordas), de coger algo de dinero de aquí y de allá, enseguida se desmadra. Gran personaje, el mas ambiguo moralmente, por no decir torcido totalmente y gran actuación de Ethan Hawk.

Y por ultimo Tango (Don Cheadle) es un policía en una operación encubierta infiltrado desde hace años en la organización de un mafioso recién salido de la cárcel, interpretado por Wesley Snipes con el que forja una amistad y una relación que va mas allá de la posición de cada uno como bien/mal, crimen/ley, y que lleva a Tango a replantearse cual es la mejor salida de la situación en términos de bien y mal cuando Casanova (Wesley Snipes) quiere pasarse a negocios limpios, y como entra en conflicto lo correcto e incorrecto con las ordenes de sus superiores.

3 policías, 3 historias independientes que solo se cruzan al final en el mismo espacio fisico, pero nada mas, y que tienen 3 desenlaces que en todo momento pueden ir en un sentido o en otro, pero que quedaremos atrapados para querer ver. Una película cruda, violenta, de historias del día a día, de personajes y no de artificios y que a mi me ha dejado con un muy buen sabor de boca. Magnifico Ethan Hawk, sobresale y brilla. Muy recomendable y muy disfrutable (con las comillas necesarias), cine del bueno.

5 Replies to “Brooklyn’s finest”

Deja un comentario