Asesinos de Élite

Asesinos de Élite

Asesinos de Élite” es  (con la probable excepción de la nueva de Polanski) el mejor estreno de la semana o al menos el mas honesto. Que puede parecer una perogrullada siendo una película de acción, pero que no lo es tanto tras las recientes de decepciones de Jason Statham, como la intragable “Blitz” o el ya de por si muy devaluado Robert DeNiro. Por una vez puede decirse que esta vez dan lo que prometen, una película de acción sin excesivas tonterías, pero sin tampoco excesiva profundidad, aunque puede pecar de querer vendérnosla, al insistir en que se basa en un libro, que a su vez decía basarse en una historia real. Curioso que tras vendernos esa moto al iniciar la película y al comenzar los créditos finales, al acabar estos se nos recuerde que es una película de ficción así como todos sus personajes y que cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Casi nada para algo “basado en hechos reales”.

Pero bueno tampoco vamos a ponernos demasiado quisquillosos con ello, ni con que estar ambientada en los 80 algunos coches no cuadren con el arco temporal o que los precios de cierto bar estén en euros. No dejan de ser detalles que no empañan el resultado. Lo que si puede despistar es el estupendo arranque de la película con un DeNiro, M16 en mano pegando tiros al mas puro estilo “Heat”, con una escena de Statham mirando a un crío que parece un plano totalmente ochenteno, para inmediatamente cambiar el ritmo y el tono de la película. Un poco como lo que hacen Disturbed en su cover del “Living After Midnight” de los Judas.

La película nos presenta a un trio de profesionales en esto de matar compuesto por Danny (Jason Statham), Hunter (Robert DeNiro) y Davies (Dominic Purcell). Hunter es secuestrado por un jeque árabe que clama venganza contra los asesinos de 3 de sus hijos. El secuestro de Hunter pretende servir de aliciente para que Danny acepte el trabajo por si los 6 millones de dólares que ofrece el jeque no resultaran suficientes. El trabajo consiste en asesinar a los 3 responsables de la muerte de 3 de los 4 hijos del jeque, obteniendo antes su confesión grabada y haciendo que los asesinatos parezcan accidentes.

El problema viene con que esos 3 objetivos, son agente de las fuerzas especiales británicas (SAS) y los hijos del jeque fueron asesinados durante la guerra de Omán, de la que poco o nada se sabe y sobre la que hay secretismo absoluto por parte del gobierno británico. Un trabajo nada fácil, pero en que Danny se compromete a llevar a cabo para liberar a su amigo, tropezando por el camino con una organización secreta llamada “The Feather Men” (que es el titulo del libro en que se basa la película) que tienen a Spike (Clive Owen) como operativo para descubrir a Danny y a su grupo e intentar salvar la vida y sobre todo los secretos referentes a las operaciones de las SAS en Omán.  Y he de añadir que con el bigote y el ojo chulo da mucho yuyu el tal Spike.

La película se dispersa un poco en el asunto de los “The Feather Men” y tibiamente le da un poco de cera al gobierno de su graciosa majestad y a todos los mamoneos que los ingleses tienen por costumbre hacer desde hace al menos un milenio. Aparte de eso nos queda una película de acción y asesinatos, de un poco rollo misión imposible, a veces. Lo importante es que para ser casi 2 horas de película sin gran profundidad argumental, se me ha pasado volando y me ha entretenido bastante más de lo que esperaba. Recomendable para pasar un rato majo sin mas preocupaciones.

5 Replies to “Asesinos de Élite”

  1. La vi este finde…(a ver donde te metes) y sin más empieza medio bien y se va diluyendo a cada minuto.

    Ultimamente película de Statham, bodriete.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: