Ardalén

Ardalén

Ardalen

Titulo original: Ardalén
Guión: Miguelanxo Prado
Dibujo: Miguelanxo Prado
Portada: Miguelanxo Prado
Formato: Cartoné
Editorial: Norma (Noviembre 2012)
Páginas: 256 pags. 
Precio: 25€ 
Mi Notadidn't like it it was ok it was ok

Pues por fin he podido echarle una lectura al cómic (benditas bibliotecas bilbaínas) con el que Miguelanxo Prado ganó hace unos días el premio nacional de cómic. No es que yo este muy en la onda de esta clase de premios porqué suelen ir a unos géneros que me cuentan cosas que normalmente no me acaban de matar. Pero como hace un par de años el “El Arte de Volar” si que me gustó y como el “Dublinés” de Zapico que ganó el año pasado aun no lo he leído, me decidí a leer este antes de se me pasara todo el año.

1360335005968

Y no voy a poner ni quitar, pero si es cierto eso que leí de que David Rubín también optaba con su “El Héroe”, tengo que decir que la obra de Rubín en sus dos tomos hubiera sido la que yo habría elegido. No digo que sea mejor ni peor esta Ardalén, es simplemente que después de leerlo me quedo un poco igual que estaba antes de hacerlo. Sencillamente no soy el publico objetivo de esta clase de cómic, aunque si nos ceñimos al apartado gráfico y aunque una vez mas sigo prefiriendo el estilo de “El Héroe”, hay que reconocer que Miguelanxo Prado tiene una mano de pintor soberbia.

Ardalén, aparte de un tipo de viento, es una cómic que nos cuenta una historia sobre la memoria, los recuerdos, la soledad y el hijoputismo de pueblo. Una mujer llega a un pueblo de Galicia preguntando por su abuelo, por si alguien le hubiera conocido ya que marchó a Cuba en tiempos pasados y en el pueblo la mandan ir a hablar con Fidel, el naufrago.

O-paso-das-baleas_07

De la relación entre el solitario y onírico Fidel y la mujer en crisis que es Sabela ambos parecen salir beneficiados, una encontrando un punto de conocimiento sobre su abuelo y el otro, navegando por las brumas de una memoria malgastada. Todo ello con los hablares y malas sombras de las envidias del pueblo, los intereses, las herencias y algún personaje realmente miserable.

El cómic (o novela gráfica, o Tebeo… que no quiero líos con estas cosas) es ameno de leer, esta salpicado de documentación de la época, y explicaciones varias y está dibujado de una manera preciosa, pero tengo que reconocer que yo no soy el objetivo de esta obra. No me llega como se supone que debe de hacerlo y en eso radica la diferencia de mi nota con las gentes que voten esta clase de premios, que por cierto no tengo las mínima idea de quienes pueden ser.

ardalen,-vent-de-memoires-4170602

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.