Apollo 18

Apollo 18

Conviene aclarar, en el caso de películas como esta del subgénero “Mockumentary” (lease con un copa de coñac, con el meñique estirado y un perro de ½ kilo en el regazo), si uno es fan o no de dicho subgénero. Si me leéis desde hace tiempo sabréis que yo si que lo soy, que entro totalmente al trapo y que me sugestiono mucho y de manera muy placentera con las Paranormal Activities, Troll Hunters y demás. Si no te gustan este tipo de películas, casi es mejor que no lo intentes porque aquí hay todo lo que odias de ellas y algunas cosas mas que tampoco te van a agradar.

Si en cambio eres como yo y te entretienes con estas películas y eres capaz de “hacerte kakita” con una paranormal activity o eres de los que querría tener un póster firmado de Hans como tu personaje preferido de los bosques noruegos, entonces puede que “Apollo 18” tenga un pase. Puede o puede que no, pero al menos se puede intentar. La verdad es que dentro de este subgénero, por el momento me ha parecido la mas floja, pero porque se mueve en un terreno pantanoso.

Como bien sabéis (sigo con el coñac y el cohíba) la ultima misión de la NASA en ir a la luna fue la del Apollo 17. La película nos propone una misión secreta del Apollo 18 en 1974 que tiene como objetivo instalar una serie de aparatos en la superficie lunar para espiar a la URSS. Los astronautas son enviados sin que ni siquiera sus familias lo sepan, y con los objetivos de la misión claros y ademas con el encargo de grabarlo todo con unas nuevas cámaras, que son al final de las que se recupera el metraje para el mockumentary… lo típico.

Como en toda misión, un modulo lunar con 2 astronautas aluniza y otro queda en órbita con el resto de la nave. Plantan su banderita, toman muestras, llevan los aparatos al lugar designado cerca de un crater, y encuentran unas huellas que no son suyas en la zona. Siguiendo dichas huellas encuentran un modulo lunar soviético (se supone que los rusos no habían llegado a la luna) con daños en el interior y mucho rastro de sangre, pero ni rastro de los cosmonautas. A partir de aquí, ya os la dejo a vosotros, que tampoco es que tenga tanto guion como para contarlo.

La mayor virtud de la película es que no llega ni a la hora y media, y por eso se salva de ser aburrida. Tampoco da miedo al estilo de las paranormal, ni tiene la simpatía de Troll Hunter. Es un terreno, como decía antes mas pantanoso. Tiene su elemento, bien llevado y me ha gustado mucho lo que ocurre con el astronauta Nathan (Lloyd Owen) y la parte que le toca al otro astronauta ,Ben Anderson (Warren Christie) también bien cumplida. Es solo que le falta algo a la película para sobresaltar realmente o para pasarlo mal. Aun asi, ha estado entretenida y para mi es suficiente como para recomendarla, pero teniendo en cuenta dos cosas, que miedo lo que se dice miedo, no da y que si no te gusta este formato, ni lo intentes o intentalo pero luego me pidas explicaciones. Curiosa, simpático el asunto, con fallos importantes de guion y que deja la trama conspiratoria a medio camino, pero se deja ver.

4 Replies to “Apollo 18”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.