Agora

Agora

agora

El domingo tocó sesión de estreno, y fui a ver Agora. Los augurios era propicios, las señales no. Contento iba yo con las buenas críticas que había leído. Pero la cosa empezó a torcerse pronto.

Había quedado para verla con una pareja de amigos (de “third wheel” que dirían los americanos) y yo en mi nube de caos mental no hice ni puto caso a donde me decían que íbamos a verla. Así que me fui al cine equivocado ½ hora antes del inicio de la sesión…. Ante mi desconcierto y mi soledad, llamo y me percato de que no estoy en el cine acordado… Vale… no pasa nada… cojo el coche y me voy a los otros cines que están a 2 minutos en coche…. Y otra vez solo en las taquillas…. Nada oiga… como el que oye llover, que esos tampoco eran, pero mi mente funciona así… altera la realidad, y aunque me digas A, si me mente dice B, pues yo a B de cabeza….

Así que llegué al cine, acordado a la tercera y este no estaba tan cerca… con apenas 5 minutos de margen. De los Yelmo, al Max Center y de ahí al Artea, en 25 minutos 3 cines… Así es mi mundo. Y así nos sentamos en nuestras butacas, a tiempo de ver los trailers. Con mi buena disposición empañada por las prisas y sin haber tenido oportunidad de charlar un poco antes de la proyección.

agora22

Agora, como a estas alturas todo el mundo sabe, es la ultima película de Alejandro Amenábar, y nos cuenta la historia de  Hypatia (personaje real) en los convulsos años de ascenso del cristianismo en Alejandría,  joya de la provincia egipcia, en un imperio romano en pleno camino a dividirse y desaparecer.

Hypatia, amante de las matemáticas, la filosofía, la astronomía y del conocimiento en general, era además hija del director de la biblioteca de Alejandría. Biblioteca que como bien hacen en aclararnos en la película, no solo es lo que entendemos hoy por una biblioteca, sino que también era un centro de enseñanza y de culto pagano. Mas parecido a una universidad que a una biblioteca.

AgoraAmenabar05

La película nos cuenta como el equilibrio entre los cultos paganos y judío, se ve alterado por el imparable ascenso, dentro del imperio romano de la religión cristiana. Y como se produjo el inevitable choque entre conocimiento y fanatismo religioso, que nos retrasó como especie mas de milenio y medio y que en este caso, empezó con la perdida de una de las maravillas del mundo antiguo, cuando los cristianos asaltaron e incendiaron la biblioteca de Alejandría y buena parte del saber de la humanidad.

Al final todo esta perfectamente resumido por Hypatia al hablar con un alumno suyo adepto a la nueva Fe. Una persona ávida de conocimiento y de enriquecimiento cultural personal y colectivo a de dudar de todo para poder así explorar nuevos caminos que deriven en nuevas hipótesis, pero alguien que se aferra una fé religiosa, no tiene permitido dudar. Si la palabra escrita de dios afirma que somos el centro de a creación, es herejía afirmar lo contrario, como bien describe Hypatia y como bien sufre Galileo 1.200 años después. O el ejemplo de Kepler que se nos presenta a modo de epilogo, que formuló las orbitas elípticas de los planetas, 1.300 años después de que Hypatia las descubriera.

Lo dejo aquí porque todo el que me conozca mínimanente sabe que gracias a mi estancia en un colegio del Opus siendo niño, profeso un profundo y vehemente rechazo a las religiones y en especial a las 3 grandes monoteístas en todas sus variantes y a sus respectivos dioses y creo que son y han sido el mayor mal de la humanidad al dar vía libre moral a nuestra innata intolerancia a quien cuestiona nuestras (impuestas) verdades absolutas y universales.

agora_11

En lo referente puramente a mi impresión de la película, es que es impecable, correcta y todas esas cosas que se suelen decir, pero no se porqué no me acabó de llenar. Quizás fuera por el paseo de cines previo, por la constante molestia de una comedora de pipas que teníamos detrás, porque no soporto a la protagonista. No lo se. No puedo dar razones objetivas de peso, solo que aunque le reconozco todo el merito a la película, no creo que la vuelva a ver y se me hizo algo pesada y lenta por momentos.

No se porqué, pero a mi no me ha entusiasmado como debería de haberlo hecho. A pesar de ello la recomiendo sin duda y puede que sean los factores externos los que alteraron mi experiencia, no sabría decirlo. Pero puede que mi aversión por Rachel Weiss tenga mucho que ver.

Le doy un 8 porque es obligatorio verla, sin duda.

7 Replies to “Agora”

  1. Pues le tenía miedo a la peli…. y con ello me quedo 🙂
    Porque para verla aparte de que sea correcta, necesito no dormirme…
    Veo que se quedará en la reserva…porque anda que no has visto tú cosas lentas y correctas.. que te han dejado mejor sensación….. 🙂

  2. Me es difícil de definir, pero me quedo con la sensación de que le falta algo. Que le falta intensidad de algún tipo que no se concretar, pero es que no me llega a apasionar y yo creo que se prestaba a apasionarme.

    Me quedé frío y no es la sensación que esperaba.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: