A Little Hatred

A Little Hatred

Titulo Original: A Little Hatred (The Age of Madness #1)
Autor: Joe Abercrombie
Género: Grimdark
Publicación: 2019
Paginas: 480

Serie: The Age of Madness #1; The first Law #8
Mi Nota: 5/5

“When one man knowingly kills another, they call it murder! When society causes the deaths of thousands, they shrug and call it a fact of life.”

Han pasado siete años desde que Abercrombie publicó la ultima novela de La Primera Ley (Red Country), tres desde la recopilación de relatos (Sharp Ends) y entre tanto se entretuvo con la trilogía de El Mar Quebrado, de tono mas juvenil. Pero por fin, hemos vuelto a donde nos conocimos, al circulo del mundo de La Primera Ley, iniciando así una tercera trilogía, cronológicamente unos 30 años después de la anterior. Pero no por ello carente de algunos viejos conocidos, incluso algunos casi eternos. Pero el foco esta en las nuevas generaciones, los descendientes de aquellos nombres.

Aunque siga haciendo falta un archilector que lleve la política de la Unión y la controle a base de inquisidores y practicantes, los tiempos ciertamente están cambiando. La industrialización está llegando a Adua y a toda la Unión, fabricas, procesos nuevos, invenciones, ingeniería, automatización, abuso de los obreros, protocapitalismo salvaje y las consecuentes ideas lógicas ante sus injusticias.

“It’s a newsbill. They tell you what’s happening.’ Orso thought about that. ‘Or they tell you what to think about what’s happening.’ He thought more. ‘Or the really successful ones just confirm what you already think about what’s happening.”

Adua es uno de los focos narrativos entrecruzados, pero no el único. Hay que añadir una ciudad cercana donde los obreros se revuelven y por supuesto, el norte, con la guerra que el nieto de Bethod e hijo de Calder el negro, está llevando contra el protectorado, intentando arrebatarselo a la Unión. Norteños contra norteños, con todas las difusas lineas allí marcadas y los nombres de leyenda que tan bien conocemos, presentes en la mente de todos por sus hazañas pasadas.

Protagonistas mayormente femeninas en casi todos los frentes, desde la hija de Glokta, Savine… rica a mas no poder y despiadada operadora de la sociedad de la unión de sus negocios. Su padre podrá destrozarte el cuerpo y el espiritu antes de mandarte a los campos, su hija se encarga mas bien de la muerte social y financiera de quien sea su adversario o de quien tenga la mala idea de jugársela en los negocios.

“Guilt is a luxury reserved for those still breathing and with no unbearable pain, cold or hunger demanding all their fickle attention. Long as guilt’s your biggest problem, girl…» Rikke saw the faint gleam of Isern’s teeth in the gathering darkness. «Things can’t be that bad».”

Vick, es una agente de Glokta y por tanto una inquisidora que ejerce como infiltrada donde haga falta, en este caso en las células revolucionaras. Y por ultimo Rikke, es una norteña del protectorado hija de El Sabueso que tiene el don (o maldición) de ver el futuro, el pasado o lo que se tercie, no sin unos ataques de lo mas inconvenientes.

La novela no decepciona en absoluto y se nota por la avidez con la que la he leído, que había ganas de volver a pisar los escenarios ya conocidos y los nuevos. La narración esta divida en tres partes siendo la segunda la que suena muy fuertemente a un homenaje grimdark a la «Ronda de Noche» de Pratchett y no difiriendo en exceso de las conclusiones que este ponía en boca de Sam Vimes. Tanto es así, que esta parte de la novela se abre con una cita del propio Pratchett.

Sin duda es un vuelta por todo lo alto y me confirma que Abercrombie tiene ese don esquivo y escaso de los maestros, con el que da igual que te este contando, en que género y con que personajes, que hace que te importe, te interese y te involucres.

 

“They’re not bad people. They just want a little more.”

“I thought feelings did not come into it?” The Arch Lector’s left eye had started to weep, and he pulled out a white handkerchief and gently dabbed it. “You grew up in the camps, Inquisitor Teufel.”

“You know I did, Your Eminence.”

“You have seen humanity in the raw.”

“About as raw as it gets, Your Eminence.”

“So tell me. These good people. If they get a little more, what will they want then?”

Vick paused a moment, but there was nothing else to say. “A little more.”

“Because that is the nature of people. And their little more must be taken from someone else, and that someone else will be less than delighted. One cannot eliminate unhappiness any more than one can eliminate darkness. The goal of government, you see,” and the Arch Lector prodded at the air with his bony forefinger, “is to load the unhappiness onto those least able to make you suffer for it.”

2 Replies to “A Little Hatred”

  1. Gracias por volver a comentarnos cositas. Tus aportaciones cuando mínimo me hacen sonreír y de paso me hacen conocer libros y películas nuevas. Eso si, si las hazañas llevaran su H ya sería lo más. (Con cariño)

  2. Maldita sea, ni un post sin sus faltas, sus tildes perdidas y demás… me temo que ya soy viejo para pensar en que va a mejorar la cosa.
    No prometo ritmo ni continuidad, pero de vez en cuando algo iré contando. Gracias por estar y las correcciones son siempre bien recibidas. 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: