30 Minutos o Menos

30 Minutos o Menos

Sometimes faith pulls out its big ol’ cock

and slaps you right in the face. 

30 minutos son los que le sobraban ya a la anterior película de este director. Tras Zombieland, que tenia cosas muy buenas, pero alargadas en exceso, vuelve justo 2 años después, Ruben Fleischer dirigiendo de nuevo a Jesse Eisenberg (Donde esté Michael Cera que se quite a este chico, al menos en comedia) en esta comedia a la que ya no solo le sobran 30 minutos, es que si hubiera durado solo esos 30 minutos del titulo, puede que tampoco se hubiera salvado de la quema.

Nick (Jesse Eisenberg) es un repartido de pizzas que tiene que entrar las pizzas en menos de 30 minutos o su jefe se las descuenta del sueldo. En esa mierda de trabajo anda, con una mierda de mejor amigo/compañero llamado Chet (Aziz Ansari) que lo mejor que tiene es a su hermana melliza, con la que Nick tuvo un polvete hace años, pero de la que sigue enamorado en supuesto secreto.

Por otro lado tenemos a Dwayne (Danny McBride) que es el hijo nini, por no decir absurdo y estúpido de un ex marine que no es ni más ni menos que el mito de nuestra infancia de “Remo, desarmado y peligroso” (Fred Ward). Dwayne y su igualmente absurdo amigo Travis (Nick Swardson) planean asesinar al padre de Dwayne para cobrar la herencia y para pagar al asesino que han contratado necesitan dinero. Para conseguir ese dinero, secuestran a un random, que se resulta ser Nick, le ponen un chaleco explosivo y le dan 10 horas para traerles 100.000 dólares, o sino el chaleco detonará.

El argumento de por si ya es un poco mierder, pero si le añadimos el desarrollo del mismo sin una pizca de gracia ni de interés, pues lo que nos queda es un truñaco de película que podría servir para pasar el rato, sino fuera tan aburrida. No tienen no un mal aliciente del que agarrarte para justificar el verla entera. Guión de mierda, personajes de un absurdo que no enancha, desarrollo sin nada que salvar. No merece la pena ni para un mal rato de domingo por la tarde. Ya no es que sea olvidable a los 5 minutos, es que al verla ya estas deseando olvidar que te has puesto a verla. Lo mínimo que se le pide a una película intrascendente y absurda es que al menos no aburra y sirva de entretenimiento pasajero.

5 Replies to “30 Minutos o Menos”

  1. No sé si la veré. Ya no es la primera opinión que leo de gente de la que me fío que la pone a caldo y por algo será. Además le tengo una manía irracional al Eisenberg este desde siempre. 😛

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: