22/11/63

22/11/63

Llevaba muchos años sin leer a Stephen King, por varios motivos, que pueden resumirse en cansancio. Pero esta vez me he decidido por las buenas criticas, el tema del viaje en el tiempo, el asunto de si tendríamos un mundo mejor, o al menos una America mejor, si Kennedy hubiera sobrevivido y sobre todo, porque por una vez no criticaban el final, cosa si que me echó para atrás a la hora de decidir si leía o no “La Cúpula”.

Esta vez la premisa es tal cual he puesto antes. Un What If..? en toda regla. Que pasaría si alguien pudiera viajar en el tiempo e impedir el asesinato de Kennedy. Ese alguien es Jake, un profesor sin nada que le ate en exceso a su vida presente. Y puede viajar en el tiempo, de una manera concreta. A través del dueño de un restaurante, conoce la existencia de una escalera que te transporta siempre al mismo día de 1958.

Da igual el tiempo que pases en el pasado, sean días o años, al volver a nuestro tiempo solo habrán pasado 2 minutos. Pero los cambios que hayas hecho en el pasado, se reflejan en el presente cuando vuelves, para bien o para mal. En caso de que sean muy para mal, basta con volver a viajar al pasado y este se reinicia automáticamente siempre a ese mismo día de 1958 y nuestro presente vuelve a ser tal cual es ahora.

El dueño del restaurante lleva años viajando al pasado, pero esta a punto de morir y no puede llevar a cabo lo que se le ha ocurrido. Por ello convence a Jake de que lo haga por el. Que viaje a 1958 y viva alli para impedir que en noviembre del 63 Kennedy sea asesinado en Dallas por Lee Harvey Oswald. Para ello y con ayuda de las notas e investigaciones que Al (el tipo del restaurante) sobre Oswald y su entorno, Jake decide emprender su misión.

Previamente hace un par de cambios en el pasado que afectan a personas que él conoce y a las que pretende mejorar la vida aliviándolos de alguna tragedia. La primera parada, nos transporta a nosotros también al pasado como lectores, puesto que nos devuelve al Derry de 1958, poco después de que cierto payaso asesino y lleno de dientes, se haya cobrado unas cuantas victimas en los niños del pueblo.

Después viaja a Texas, con algún alto en el camino para hacer su vida en el pasado y seguir los pasos de Oswald, para decidir como y cuando matarlo una vez que se asegure de que actúa solo y de que aunque Oswald muera, no muera Kennedy igualmente. En eso años, conocerá a gente, se enamorará, investigará y nosotros con el a través de unas 800 paginas, que nos llevaran a ese 22 de noviembre de 1963.

Tengo que decir que a pesar de las críticas de que le sobran paginas, yo lo he disfrutado mucho y me ha atrapado totalmente. Desde estar en un parque de Derry con personajes de It, hasta el no irse de la olla con excesivas absurdeces a la hora de explicar el viaje en el tiempo, pasando por la historia de amor y el conocer un poco a los personajes históricos, el alejarse de conspiranoias (aparte de la obvia de viajar en el tiempo para impedir un suceso de la historia :p), todo ello me ha gustado mucho y me ha tenido pegado al libro. Y por una vez incluso el final me ha gustado, hasta me ha tenido hay con la lagrima cerca. Y es que admite Stephen King, que el final es de su hijo, Joe Hill que quería mejorar el que él había escrito. En mi opinión, un libro muy recomendable y muy disfrutable.

Libros reseñados este año

  1. Star Wars: Las Tropas de la Muerte
  2. Los Juegos del Hambre
  3. Soy Leyenda
  4. Una Princesa de Marte
  5. La Mujer de Negro
  6. El Temor de un Hombre Sabio
  7. El Sunset Limited
  8. Lejos del Miedo
  9. Sé lo que estás pensando
  10. La Casa de la Seda
  11. El Cuarto Jinete
  12. The Walking Dead: El Gobernador
  13. Cuernos
  14. Fin
  15. 22/11/63

2 Replies to “22/11/63”

  1. A mí me pareció un libro cojonudo. De hecho tenía muchas ganas de que King escribiera un libro alejado del terror o lo sobrenatural, ya que tengo claro que es un escritor de puta madre.

  2. Yo soy de las que ha dicho que tiene muchas páginas y mucha paja por en medio. Y aunque me encantó el punto de partida, la parte de Derry, inmersión en el «mundo It» incluida, llegó un momento en que parecía que no pasaba nada, o lo que pasaba me importaba tres pimientos. Eso me hizo «perder» al libro. A partir de eso ya no pudo remontar en interés para mí. Y una pena, porque, como digo, el inicio me gustó mucho.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: