The Autopsy of Jane Doe


El siempre agradecido subgénero de morgues y autopsias ha tenido ultimamente un par de puntos álgidos con “El cadaver de Anna Fritz” en su vertiente mas enfermiza y rematando con esta autopsia de una desconocida que parece no tener ningún signo externo que indique la causa de la muerte. La cuestión es que esta vez tenemos a Brian Cox como forense y a Emile Hirsch como su hijo y ayudante en una humilde morgue de pueblo, encargados de encontrar una causa de la muerte, porque este cadáver ha aparecido en el escenario de un crimen brutal y no encaja para nada en la escena.

the-autopsy-of-jane-doe-b

Con esta premisa tenemos una película que va escalando en el mal rollo y de la que no os voy a contar nada, porque lo “bonito” es ir viendo como todo se desmadra y tira por derroteros la mar de disfrutables y malrolleros. No hay mucho mas que decir, tan solo recomendarla muy fuerte por calidad, por desenfado y porque aparte de tener un dúo protagonista solvente, es la primera película americana del insensato noruego que nos trajo en su día “Trolljegeren” y con eso ya basta para saber que el tipo es un tanto especial.

Anuncios