Sombras de identidad (Mistborn #5)


23361g

Titulo Original: Shadows of Self
Autor: Brandon Sanderson
Género: Fantasía, SteamPunk
Publicación: 2016 (2015)
Paginas: 420

Serie: Mistborn – Alloy Era #2, Mistborn #5, The Cosmere
Mi Notadidn't like it it was ok it was ok  y 1/2

“Caer era algo natural para un lanzamonedas. El violento instante de aceleración que encogía el estómago al tiempo que levantaba el ánimo. La caricia del aire. El helor de la niebla en la piel.
“Al abrir los ojos vio un remolino blanco sobre fondo negro, con los vaporosos jirones danzando entusiasmados a su alrededor, incitantes. Todos los alomantes compartían un vínculo con la bruma, pero las demás variedades no experimentaban nunca el torrente de emoción que provocaba surcarla. Prácticamente fundirse con ella. En momentos así, Wax comprendía a la Guerrero de la Ascensión. Vin. Rara vez la llamaba alguien por su nombre hoy en día. Su título, al igual que el de los otros Preservadores, se utilizaba como símbolo de veneración.”

Me voy a quedar con 3 estrellas y media por el tramo final que ha levantado y mucho con respecto al resto de la novela, tanto en profundidad como en tono. No se si es que a veces Sanderson baja el nivel demasiado, o soy yo al que todo le sabe un poco soso después de “El Archivo de las Tormentas“.  Me temo que quizás sea una combinación de ambas.

Puede que sea un poco injusto juzgar nada a la altura de la tormentas y mas cuando el tono de estas desventuras brumosas semi steampunk, es casi por completo mas desenfadado y alegre, pero no seré yo quien se ponga la etiqueta de justo, tan solo de lector y como tal me he encontrado esta vez, con dificultades para conectar del todo con Wax, Wayne y Marasi. Incluso siendo injusto, podría decir que por momentos me ha parecido ver una sombra en la bruma, con sombrero y que se hubiera teleportado desde la universidad invisible a Elendel para echar un ojo. La ciudad, los “guripas”, la chica de la guardia, el gobernador…. si, ojalá no fuera así, pero me ha hecho echar de menos no estar en Ankh-Morpork y que incluso me molestara que Elendel me la recordara.

Aun así, para incondicionales de Sanderson en general y alománticos en particular, sigue siendo de obligada lectura y el tramo final sube de nivel y se adentra en el malrollismo lo suficiente como para dejar con ganas de seguir con esta historia.

Wax era una bala en la noche que atravesaba las brumas a gran velocidad y las perturbaba a su paso. La presa se había convertido en cazador, aunque tal vez la transición había sido demasiado lenta. Primero se había elevado para obtener una panorámica de la zona: una multitud creciente rodeaba la mansión del gobernador. Rugía. Exigía cambios o tal vez sangre.

Anuncios

Un comentario

  1. No tenía pensado leer esta secuela de Mistborn, porque el rollo western no me va mucho(me pasó con tierras Rojas de Abercrombie, veía indios por todos los lados) pero me animé.
    Me leí la primera parte y me tuve que leer la segunda, o sea esta.
    Estoy de acuerdo no es de lo mejor, pero es bastante bueno, no llega a la primera trilogía, pero está bastante bien. Entretenida y muy animada al final.
    Yo le veo el pero de que ya hay cosas que se me escapan de los alománticos, que tengo que ir recordando. Pero bueno como todo lo de Sanderson muy recomendable.
    Lógicamente como ya me ha pasado con varios libros de Sanderson no está al nivel de “MIstborn 1,2 y 3” ni de “El archivo de las tormentas” pero sigue sabiendo engancharte, y claro si siempre tuviera ese nivel, yo me iba a su casa a leer según iba escribiendo.(bueno si me lo traduce claro, en inglés soy bastante flofjo).

    Por cierto ahora estoy con el primero de Robin Hobb de la trilogía El Vatídico y no me está disgustando.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.