El despertar del leviatán (The Expanse #1)


p-el-despertar-del-leviatan_tb

Titulo Original: Leviathan Wakes
Autor: James S.A. Corey
Género: Negro/Space Opera/Ciencia Ficción
Publicación: 2016 (2011)
Paginas: 608

Serie: The Expanse #1
Mi Notadidn't like it it was ok it was ok it was ok it was ok

—De acuerdo —repitió Miller—. ¿Cuál es la misión?
—Encontrar a Julie Mao, detenerla y mandarla a casa en una nave.
—Un secuestro, vaya —dijo él.
—Sí.
Miller bajó la cabeza hacia su terminal portátil y empezó a abrir los archivos sin ton ni son para darles un vistazo rápido. Se le formó un extraño nudo en la garganta. Llevaba dieciséis años trabajando en las fuerzas de seguridad de Ceres, y no es que al principio estuviera muy motivado. Se solía afirmar que en Ceres no había leyes, sino policía. Miller no era trigo limpio, al igual que la capitana Shaddid. En ocasiones la gente se caía por esclusas de aire. A veces las pruebas desaparecían de los depósitos. No era tan importante que estuviera bien o mal como que estuviera justificado. Cuando uno se pasaba la vida en una burbuja de piedra con la comida, el agua y hasta el aire enviado desde lugares tan distantes que ni se podían ver con un telescopio, una cierta flexibilidad moral se hacía imprescindible. Pero aquella era la primera vez que le encargaban un secuestro.

No es que la serie de televisión me haya maravillado, pero tenia sus cosas de interés. Pero el caso es que por fuentes fiables, ya hacia tiempo que venia escuchando que los libros en los que se basa eran canela fina, así que ahora que se acaba de publicar el primero en español, me he lanzado a por él y mas sabiendo que la primera temporada de la serie abarca mas o menos medio libro, así habría sitio para leer cosas que no había visto aun. Y vaya si ha merecido la pena. De hecho, la serie mete tantísima paja que aun teniendo sus cosas buenas, palidece miserablemente con respecto a la novela. Aun así, también recomiendo verla, ya sea antes o después de leer.

Cada centímetro de la Donnager parecía mucho más aprovechado que los de cualquier nave de la ONU en la que había servido. «Es cierto que las de Marte están mejor construidas.»
—La hostia, segundo, no vea si mantienen esto como los chorros —dijo Amos detrás de él.
—La mayor parte de la tripulación no tiene nada qué hacer en vuelos tan largos, Amos —respondió Alex—. Y cuando no hay nada que hacer, te pones a limpiar.
—¿ Ves? Por eso trabajo en transportadores —dijo Amos—. Si hay que elegir entre limpiar cubiertas o emborracharse y follar, creo que lo tengo fácil.

Estamos ante una space opera, pero que es a su vez una novela negra. Cada capitulo alterna a dos personajes, Holden y Miller. Holden es el que está metido en un fregado cuando destruyen el carguero en el que trabajaba y Miller es un policía de Ceres, en el cinturón de asteroides. La tierra es la tierra, Marte se independizó en su día y es una potencia militar contrapeso del poder de la Tierra y la ONU. La tercera pata del teatro político es el cinturón de asteroides y los cinturianos, que tras varias generaciones a baja gravedad, han sufrido los cambios fisiológicos lógicos y de paso son algo así como los bajos fondos del sistema solar y el tercer mundo a la vez (y literalmente).

«Todo son risas y fiestas hasta que alguien contraataca», pensó Holden.

La trama de la destrucción de la Cant y la trama detectivesca de la busqueda de Julie Mao van paralelas en cada capitulo, hasta que se cruzan y ambas son disfrutables hasta puntos insospechados. El novelanegrismo arquetípico de Miller por un lado y el pequeño grupo de desgraciados con mala suerte y un tanto de caradura por otro, encajan perfectamente con una trama oculta para ambos protagonistas, pero que va a cogiendo fuerza y velocidad hasta un tramo final de novela, que no puedo mas que calificar como trepidante y no es un adjetivo que use a menudo.

Todo es sucio, feo, grasiento, feo de cojones en lo político, turbio en las personalidades, desagradable y precisamente por todo ello, disfrutable hasta decir basta y mas según va adquiriendo proporciones cataclísmicas. Lo recomiendo absolutamente y tengo ya ganas de que se publique el siguiente en español para seguir con la saga y ver como presenta el futuro de este sistema solar tan feo, que resulta completamente plausible.

Aquel día había disparado y matado a más hombres que en toda su carrera como policía. Ya no le quedaba duda de que el caos que había dedicado su vida a mantener a raya era mucho más fuerte, poderoso y abarcaba mucho más de lo que él sería capaz nunca. Ninguna concesión que pudiera hacer sería suficiente. 

Anuncios