Miss Peregrine’s Home for Peculiar Children


miss_peregrines_home_for_peculiar_children_xlg

No soy nada amigo de los excesos de Tim Burton, pero por alguna razón, esta película si que me apetecía ver. No solo por Eva Green, porque ya ha estado en otros bodrios de aburrimiento extremos como “Sombras Tenebrosas”, si no porque al menos esta vez, el montador de trailers, si que me había hecho interesarme. No me coincidió para verla en el cine y casi que me alegro, porque me ha costado 3 días poder verla entera. Y eso echándole ganas.

screen_shot_2016-09-03_at_10-23-42_am

El caso es que no empieza mal, tiene un buen planteamiento, unos chavales que se comen la pantalla cuando hace falta, un protagonista que no es tan soseras como parece y por supuesto a Eva Green. Y teniendo todo esto y empezando bien, Tim Burton decide que es mejor tirarlo por la basura, para lo cual nos lleva del interés a una fase de tedio, con picos de absurdo histriónico, o lo que es lo mismo sacando a “Samuel L. Puto Coñazo Jackson” mas de la cuenta. Pero esto no es lo grave, lo grave es todo el tramo final de absurda techo-psicodelia-makinera. Mas o menos desde que Samuel L. Jackson se va de madre aparece hasta el final, todo es una enorme gilipollez sin pizca de gracia, buen gusto o el mas mínimo interés. En resumen, una perdida de tiempo, tanto como Tim Burton es una perdida de espacio y consumo de aire.

Anuncios

Un comentario

  1. Jodo, tres dias, buena carta de presentación. Creo que a Burton le ha pasado un poco como a Tarantino. Tuvieron unas ideas geniales en un momento dado pero no han sabido ir más allá, han terminado convirtiénodose en clones de sí mismos y aburriéndonos a todos. No tengo ningún problema en no tener critrerio en ciertas ocasiones. Si sale Eva Green me da igual lo que me vendan, disfruto viéndola en pantalla y con eso me basta, el resto es accesorio. Entre unas cosas y otras no la puede ver en el cine, los cuatro de casa tenemos edades y gustos dispares y nuestro margen de encuentro es, de momento, reducido. La buscaré para verla en casa una de las próximas desapacibles tardes de invierno.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.