The Handmaiden (La Doncella)


006_mcregc

Aviso de antemano mi total falta de sintonía con el cine coreano, por lo cual si normalmente mis opiniones son dudosas y desde luego personales, en este caso mas aun y no deberían servir de gran cosa, porque reconozco debe de haber una buena película debajo del tremendo sopor y el no creerme nada de lo que veo. Para mas señas, viene con premio de publico en Sitges, lo cual es otro absurdo mas en al larga linea del excesivo encumbramiento del cine coreano. Al fin y al cabo ni es de terror, ni de género fantástico ni hay ninguna justificación ya no solo para que compita en Sitges, sino para que encima gane ningún premio de nada en un festival de cine fantástico y de terror.

photo733272

Lo que tiene aparte de un metraje excesivo y ese maldito ritmo coreano que te hace querer ahorcarte en un cerezo, es el cierto morbo de la subtrama lesboerótica entretejida en otra trama que pretende ser muy interesante, pero que a mi me ha costado 2 dias poder terminar de ver, de lo aburrida que me resulta la parsimonia para contar una historia mas bien simple de jetas, timadores y salidos. Quizás con 80 minutos, hubiera aplaudido con las orejas, pero este ritmo y este gustarse tanto a si mismos, me saca completamente y me incapacita para disfrutar del cine coreano. No digo mas, al que le guste el cine del país de los móviles explosivos, pues le gustará y al que sea como yo, incapaz de pasar por alto sus enormes defectos, pues no. Nada nuevo bajo el sol. Si acaso un lamento extra por ver que Park Chan-Wook, no ha seguido con su aventura occidental y ha vuelto corriendo a su casa, porque si ser una absoluta maravilla “Stoker“, si que era mas soportable y tenía un tono que no consigue en Corea.

Anuncios

2 comentarios

    • Mas que odio es una incompatibilidad. Yo diría que el ritmo es una parte importante, pero la mas determinante es que no me creo lo que veo. Puede ser por las sobreactuaciones, por la forma de actuar o por todo en conjunto. El caso es que no me pasa con el resto de cine asiático, a pesar de que el Chino comparte muchos rasgos comunes, pero al menos en cuanto ritmo, se me hace mas aceptable.
      No tengo una respuesta clara, el caso es que veo las películas que todo el mundo pone por las nubes y se me hacen eternas de ver y muy cuesta arriba, cosa que no me ocurre ni con las japonesas ni con las del sudeste asiático.

      Simplemente no soy capaz de disfrutarlo.

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.