The Last Witness


The-Last-Witness

Titulo Original: The Last Witness
Autor: K.J. Parker
Género: Fantástico
Publicación: 2016
Paginas: 144

Mi Notadidn't like it it was ok it was ok it was ok

Is it true, he said, that you can read people’s minds?

No, I told him, I can’t do that, nobody can, not even the Grand Masters. That would be magic, and there’s no such thing. What I can do (I said quickly, before I tried his patience too far) is get inside people’s heads and take their memories.

Si hubiera alguien que pudiera borrarnos algún recuerdo, o toda la existencia de alguna persona, o hacérselo a terceros por fines lucrativos o de cualquier clase, ¿contrataríamos a esa persona?. Pues esa persona es nuestro protagonista y narrador. Un tipo con la habilidad única de entrar en la mente de cualquiera y borrar el recuerdo que quiera, o le pidamos. Como punto mas o menos negativo del trato, lo que borra de alguien lo recuerda él, tal y como si lo hubiera vivido y no lo olvidará jamas (en principio).

I find that when you’re in a deep pit of doubt and perplexity, Fate jumps in and provides you with an answer, almost invariably the wrong one.

Se da el caso de que este tipo es cuanto menos dudoso en cuanto a su calidad como persona. Es honorable, eso si y siempre cumple la parte del trato que implica no revelar ningún secreto de sus clientes. Pero no esta reñido ser honorable en los negocios con ser un tipo turbio. Como turbios son muchos de sus empleadores. Turbio también es su pasado y su forma de ganar y perder el dinero. Y ya puestos, si no turbia, si que es algo farragosa su manera de narrar unos hechos que no sabemos hasta que punto son ciertos o correctos o nos está vendiendo una moto o se la está vendiendo a si mismo o que se yo, aderezada con momentos temporales variables.

Truth is like love; it’s universally lauded and admired, and most of the time it just causes pain.

En fin, disfrutable historia con mucha gente turbia, cosa que me gusta, sin héroe de ninguna clase, pero tampoco nos hará falta demasiado para tener cierto grado de empatía con el narrador. Puede que nos demos cuenta de ello durante la lectura o puede que nos sorprenda al final, pero no creo que nadie sea inmune a sentir cierta simpatía, por muy despreciable que parezca el objeto de ella. Merece la pena echarle un ojo y compartir un poco del cinismo de quien ha mirado dentro de demasiadas cabezas.

To try and rationalise all this in terms of right, wrong, good, evil, is just naïve; the very worst things we do, after all, we do for love, and the very worst pain we feel comes from love. She was right about that. In my opinion, love is the greatest and most enduring enemy, because love gives rise to the memories that kill us, slowly, every day.

Anuncios