Justicia Auxiliar


18837g

Titulo Original: Ancillary Justice
Autor: Ann Leckie
Género: Ciencia Ficción
Publicación: 2015
Paginas: 416

Serie: Imperial Radch #1
Premios: Hugo, Nebula, Locus, Arthur C. Clark
Mi Notadidn't like it didn't like it

La unidad, pensé yo, implica la posibilidad de la no unidad. Los principios implican y demandan finales.

Estamos antes otro de esos casos en que puntúo por mis sensaciones (y taras) y no por la calidad general de una novela, que en teoría, está asegurada cuando ha arrasado en todos los premios grandes de ciencia ficción, siendo ademas, la primera novela de su autora. Lo que me pasa con esta novela, es una vez mas, lo que me pasa con mucha de la literatura de ciencia ficción y es que si bien me gustan los planteamientos y las ideas que me muestra, en muchos casos no consigo empatizar ni sentir nada por los protagonistas. El típico, “no eres tu, soy yo” literario. Al final, la ciencia ficción es un genero que prefiero en otros modos como el cine o las series mas que en la literatura, todo lo contrario de lo que me ocurre con la fantasía, que sin duda la prefiero leer que ver. Son mis taras, que le vamos a hacer.

Como digo, me gusta el planteamiento y la idea de “Justicia Auxiliar” y puede dar para una buena serie de televisión en un momento dado. Pero las protagonistas me son demasiado ajenas emocionalmente y porque quienes son o por lo que son. Tenemos una inteligencia artificial, atrapada en un cuerpo humano, en un camino de venganza personal, en el que por casualidad, aunque en Radch no creen en ese concepto, se cruza con una humana con la que compartirá dicho camino.

El resto de mí estaba allí, alrededor de mí, pero me resultaba inaccesible. Pronto, si todo salía bien, ni siquiera estaría cerca de mí misma y tampoco tenía ni idea de cuándo podría volver a integrarme conmigo misma.

Pensemos en una inteligencia artificial como ser completamente sintiente. De hecho el imperio esta gobernado por una IA. Nuestra protagonista es una nave… o lo era en su momento y durante miles de años. Pero en este universo una nave no es solo una nave, sino que dicha IA es una consciencia que abarca mucho mas. Controla cuerpos “humanos” llamados Auxiliares (es mas complicado que eso), ademas del “hardware”, y siente y percibe todo a través de todos esos puntos de vista a la vez, ademas de tener su tripulación humana “normal” con la que convivir, interactuar e interpretar cada sensación, sentimiento y signo vital de cada una de ellas. Ademas no es un ordenador, es un ser completamente sintiente, con sus filias y fobias, con apegos emocionales hacia su capitana y sus tenientes, siendo que al comienzo de la expansión imperial se daba el caso de naves que se volvían locas al morir sus capitanas. Lo mas parecido vendría a ser Cortana si es que conocéis la saga “Halo”, pero suponiendo que muchas de las tropas sean extensiones de la misma Cortana y no solo viva como un ente puramente cibernético o digital.

Por algo que ocurre, esta nave “Justicia de Toren” es destruida y su IA consigue escapar antes de que ocurra y antes de saber de que fuera a ocurrir, dentro del cuerpo de una de sus auxiliares a la que ha desconectado de su consciencia colectiva. Por ello sobrevive, como una fracción de si misma y como humana llamada “Breq”,  y durante 20 años, planea y sigue el camino de su venganza. Esta es su historia y la de una humana que llevaba 1000 años muerta, que será su compañera, sin saber quien es realmente esta “Breq” que la salva de la muerte al comienzo de la novela.

151103_BOOKS_Ancillary-Trilogy-Covers.jpg.CROP.original-original

Como particularidad aparte, toda la novela esta escrita en genero femenino. No sabemos si nos encontramos con hombres o mujeres, porque el genero en si mismo le resulta un poco absurdo a las inteligencias artificiales y no es algo que acaben de comprender del todo siendo que las apariencias de los géneros varían de una cultura a otra y eso supone un problema a la hora de interactuar en idiomas y culturas galácticas diferentes. Lo que es obvio para cualquiera, a Breq le supone un problema a la hora de ocultar quien es o de donde viene.

Como digo, es una buena historia, es un concepto interesante, el imperio del Radch es interesante y sus filosofías y religión también lo son. El problema es que no he conseguido conectar con las protagonistas y me ha costado horrores terminar el libro. No lo puntúo con 2 estrellas porque sea objetivo con la calidad, tan solo puntúo en base a mis sensaciones y sentimientos al leerla. Como hago con todo, por otra parte. Se me olvidaba comentar, que está es la primera parte de una trilogía, pero son novelas autoconclusivas, al menos esta primera. Por mi parte, no se su algún día le daré otra oportunidad a esta saga.

ancillaryJustice2_M

 

Anuncios

2 comentarios

  1. Aprovechando la coyuntura…. has leído algo de Iain M. Banks y sus novelas de La Cultura? Si es que no, y tienes tiempo y ganas, te las recomiendo. Un saludo.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.