Langosta


langosta poster

Título original: The Lobster
Género: voy de guay
País: Grecia/Irlanda/Francia/Uk/Holanda
Año: 2015
Director: Yorgos Lanthimos
Protagonistas: Colin Farrell, Rachel Weisz, Jessica Barden, Olivia Colman, Ashley Jensen, Ariane Labed, Angeliki Papoulia, John C. Reilly, Léa Seydoux
Presupuesto: 4.000.000 €
Duración:  120 minutos
Mi valoración: Pretenciosa, artificiosa, larga, cosmética… pero aun así, salvable 

Me encuentro aquí con uno de esos casos, en que estoy a partes iguales disgustado con lo que he visto, pero sin ganas de crucificar. Estoy ante una reseña en la que deciros que me paso por el forro tanto las formas como los supuestos fondos, que me repele incluso el mensaje y el medio para transmitirlo, pero que aun así la insulsa, por inexistente, emoción de los personajes, me ha salvado la papeleta. Mi lado femenino toma el mando, porque lo que vengo a decir es que,ni si, ni no… sino todo lo contrario.

Veamos, estamos ante una fabulación distópica de ciencia ficción, pero que en la que nada de lo anterior tiene importancia. Y sin embargo todo es forma, porque los fondos dan para una historia corta, a lo mucho o una charla de bar de 5 minutos sobre las relaciones. La soledad está perseguida, todo el mundo debe de tener pareja… incluso si te quedas viudo, cagando hostias debes ser pareja de nuevo, porque es lo único aceptable. A tal efecto te llevan a un hotel y tienes 45 días para encontrar pareja entre tus compañeros… si no, seras convertido en un animal a tu elección.

descarga (1)

La rebelión a esta distopía de las relaciones de mierda, es la soledad por decreto, pero también es una mierda porque no deja margen ni a un flirteo. Ambos extremos son igual de absurdos y la premisa, es loca, como mucho de la película es absolutamente loco. Todos los personajes son planos por exigencia del guion, como alienígenas interpretando un teatrillo de humanidad sin atinar a comprenderlo. Y es precisamente esa inhumanidad de los personajes, la que me vende la moto. Carencia de emoción hasta el punto de inhumanidad, actores actuando horriblemente mal por tener que transmitir algo cercano a la nada y precisamente por ello haciéndolo bien… no sentir nada y fingirlo o sentirlo y fingir su carencia.

En fin…. muy loco todo y el que quiera filosofar mas allá de esa ultima frase, seguramente este cayendo en un ejercicio de futilidad y pretenciosidad, que hará que el griego loco responsable de esta película se descojone. La extrapolación que me apetece hacer es que, igual que todas las de la película quieren que se las follen por el culo….. eso es lo que hace el director con el espectador…. y como decía el del chiste aquel que salía del proctólogo…. gustar gustar no, pero disgustar tampoco. Ese es mi veredicto y resumen, un mindfuck vacío, alargado y pretencioso…. pero que me ha gustado moderadamente en su locura.

Anuncios