Hellblazer de Garth Ennis, volumen 2 de 3


hellblazer_ennis_vol2

Titulo original: Hellblazer #56-71, Vertigo Jam, Special: Confessional, Vertigo: Winter’s Edge #2
Guión: Garth Ennis
Dibujo: David Lloyd, Glyn Dillon, Steve Dillon, Will Simpson
Formato: Cartoné
Editorial: ECC (Vertigo)
Páginas: 480 pags
Precio: 40 €
Mi Notadidn't like it it was ok it was ok it was ok it was ok

Arcos que incluye el tomo:

-Cuerpo Y Alma (#56-61)
-Miedo y Odio (#62-67)
-En el arroyo, perversión, amor sucio(#68-69)
-Heartland, momento de gloria (#70-71)

2º Tomo dedicado a la etapa de Garth Ennis a cargo de la colección del mago de Liverpool, de los 17 tomos totales que recopilaran toda la serie. Mayormente acompañado de Steve Dillon, lo cual es como salir de las fuegos de Predicador para caer en las brasas de la desesperación. A veces, teniendo tan reciente la relectura de Predicador, cuesta separar en la cabeza ambas colecciones y a veces uno espera que John Constantine se encuentre en la barra de un pub con Jesse Custer.

Pero esto no es el puto Texas, es el puto Londres y aquí no buscamos a Dios para pegarle una somanta hostias, aquí buscamos como joder al rey del infierno y vivir para contarlo, como hacer caer arcángeles para nuestro propio beneficio, lidiar con el fascismo inglés, con cumplir 40 años y con el puto amor, mas peligroso que todos los perros de cielo e infierno juntos.

Si cada tebeo llega en su momento, este llega en el momento justo para que yo me cague en todo. Aparte de tener al rey del infierno con un cabreo de 3 pares de cojones por una pirula que le hizo John, os recuerdo que Lucifer dimitió hace tiempo y ahora tiene un bar en Los Ángeles y toda una creación para el solo, John tiene otra clase de problemas mas prosaicos. De tener al diablo a ralla y mas cabreado que una mona, se encargará de las manera mas bruta posible… súcubos, arcángeles y corazones rotos. Pero los corazones de la horda celestial, nos importan un carajo, al fin y al cabo Gabriel siempre ha sido un hijo de la gran puta.

swamp

Inglaterra es una mierda, con el cachorro de Thatcher en Downing Street y la extrema derecha campando a sus anchas promulgando odio, racismo y xenofobia. Pero para John Constantine, las nubes nunca han olido mejor. Cuando entra a su piso, el olor a azufre y el hedor del fascismo quedan atrás y se escucha un duelo de acentos entre Liverpool y Belfast, entre John y Kit… el puto John nunca ha sido mas feliz.

Pero si la felicidad es un invento divino, su escasa duración es mejor achacarla a los fuegos del infierno, y en ningún sitio arden tan fríos como en el corazón femenino. Así que al golpe de cumplir 40, John une la devastación de ser abandonado por Kit. Entramos así en una fase mas personal, con los demonios interiores y tal como bien sabe Tony Stark, el demonio en la botella.

40

Bajamos a los infiernos, por una vez en sentido figurado. Durante 6 meses, incluido un duro invierno, John Constantine deja de existir y de los trozos de su negro corazón roto, surge John el mendigo, el borracho, el tirado en la calle, el que comparte colchón y manta en unas ruinas con un chapero enfermo de SIDA. John Constantine, el puto mago de Liverpool, el que entierra a sus amigos, quien en sus horas mas bajas y el extremo de la desesperación es capaz de acabar con el rey de los vampiros con tan solo su pura esencia maldita.

En fin, un pedazo de tebeo como la copa de un pino. Menos magia de la habitual, pero mas vida real y personas que hacen mas daño que todos los demonios del infierno juntos. Mujeres reales mas peligrosas que súcubos del averno, caídas humanas y celestiales, amigos alejados, depresión, whisky y el sueño ajeno y lejano del cadáver perdido un piloto de la RAF, como salvavidas. Sencillamente magistral.

fin

Anuncios