Fast & Furious 7


furious_seven_ver2_xlg

Título original: Furious 7
Género: Fast & Furious
País: USA/Japón
Año: 2015
Director: James Wan
Protagonistas: Vin Diesel, Paul Walker, Dwayne Johnson, Jason Statham, Michelle Rodriguez, Tony Jaa, Nathalie Emmanuel
Presupuesto: – $
Duración:  137 minutos
Mi nota: 3

Breve nota de domingo para esta peli que ha hecho las delicias de (casi) toda la aborrotada sala donde la vi, pero que a mi y a mis amigos nos dejó con la mano pegada a la cara de los continuos facepalms. Por poner en antecedentes, diré que ya son unas cuantas de estas pelis que me parece una puta mierda, mas o menos desde que se las tomaron en serio como si fueran realmente películas con una historia que te interese una mierda. Las primeras me parecen majas porque son lo que son y no pretenden ser otra cosa, pero a partir de que quieren intentar que te importe alguien algo, la cagan.

Fast-Furious-7

Ya no es que sea mala por si, es que cada vez que en vez de coches y tias buenorras, sale alguien abriendo la boca, la película cae en picado. Con el agravante de que aquí quieren que te importe la gente y sus tontadas, teniendo a Jason Statham como adversario, con un par de breves apariciones de Tony Jaa. Y bueno pues que queréis que os diga, los protagonistas me importan una mierda y solo se hubiera salvado la película si Tony Jaa hubiera matado al personaje de Paul Walker y Statham hubiera matado al resto, que es lo que uno desea con todas las ganas. Las frases lapidarias continuas de un horrible Vin Diesel son para cortarte las venas y no imagino a James Wan intentando salvar este desastre… mas bien lo imagino al tercer intento, tirando la toalla y pensando “haced lo que os salga del nabo y dadme mi cheque”.

Pero como todo no va a ser malo, hay que salvar y deleitarse con la aparición de Nathalie Emmanuel (Missandei para los amigos) en todo su bellísimo esplendor y del algunas de las burradas que hace Tony Jaa. Eso si, la masa cani disfrutó como una horda de enanos borrachos en el cine. Mi opinión es la que viene siendo desde hace unas cuantas películas, en cuanto ha dejado de ser una saga de coches sin mas, para venderte a unos personajes asesinables en cuanto hablan, la jodieron. El momento “la calle siempre gana” y patada al suelo es de las cosas que mas vergüenza ajena me han dado desde Chappie… y eso que la película entera es un ejercicio de vergüenza ajena.

Anuncios