Daredevil: El Camino del Guerrero


 

????????

Titulo original: Daredevil v3, #31-36 y #1.50 
Guión: Mark Waid
Dibujo: Chris Samnee, Javier Rodríguez
Formato: 100% Marvel (Rústica con solapas)
Editorial: Panini (Marvel)
Páginas: 176 pags
Precio: 15,50 €
Mi Notadidn't like it it was ok

Quien me lee ya sabe lo que pienso y opino de toda esta etapa de Mark Waid a cargo de una de los pocos personajes que leía de niño y de mayor. No voy a ponerme mas pesado, a todo el mundo que no lee Daredevil, le gusta mucho, pues vale me jodo, porque a mi me gusta lo anterior. Lo viejo de cuando era niño y lo que retomé de mayor cuando Kevin Smith arrancó la etapa en Marvel Knights. Con todo lo que pueda decirse de Bendis, su etapa con Malev me ganó para siempre y otro tanto puedo decir de Brubaker, así que no iba a decirlo y al final lo he dicho, no me gusta esta colección para todos los públicos. Espero y confío, al menos por las noticias que se conocen, que al menos Netflix haga como que nada de esta etapa existe, a la hora de hacer la serie. Es el recurso de la pataleta, pero es mi recurso. A la mierda ya.

la foto 5

Dicho esto, la pequeña esperanza de negrura del anterior tomo, recurriendo eso si a todo lo que hasta entonces había renegado Waid, es decir al pasado del personaje, se disipa en la constante tontería de buen rollo moral, corrección política y monstruos de opereta metidos a lo tonto. Lo leí en inglés en su día, y ahora lo he comprado y vuelto a leer (gilipollas que es uno que quiere tenerlo todo de uno de sus personajes preferido, aunque sea bochornoso). Mi opinión no ha cambiado y no va a cambiar mientras siga por estos derroteros.

la foto 2

Lo mejor del tomo está en lo que no pertenece a la colección, es decir el numero #1.50, de aniversario del personaje. Con 3 historias fuera de linea regular, en las que Mark Waid en la suya demuestra que puede hacer cosas mejores, al presentarnos a un Matt Murdock que cumple 50 años y que no ejerce de Daredevil. Bendis y Malev se cagan en todo y con una narración sin viñetas y simplemente narrada en texto con imágenes a lo largo acompañándolas, crean mas emoción y realismo que toda la etapa de Waid junta. Y por ultimo una pequeña gamberrada de historia tirando de una idea antigua que ni fú, ni fá, pero sirve para cerrar el tomo.

la foto 3

Que si os gusta tanto, la compréis, pero este Daredevil es una sombra (muy de color de rosa, eso si) de lo que es el personaje y si el coste de mas gente la compre, es dulcificar tanto al personaje, casi hubiera preferido (y sin el casi) que echaran el cierre a su serie regular y que Panini reeditara de una puta vez todo lo que falta de Brubaker en unos buenos tomos. Ahora que el gran publico conoce a este Daredevil blanco y venial, ¿Que va a pasar cuando en la pequeña pantalla vean a Karen Page con los brazos picados de heroína jodiendo la vida de Matt Murdock y a Kingpin marcando el camino al infierno de Daredevil? ¿Seguirán prefiriendo esta serie de colorines chillones o buscaran el origen e historias del personaje para darse cuenta de que no tienen nada que ver? Esperemos que la serie de Netflix sirva para reconducir la situación actual….. en la que para joder mas la marrana, nos vamos de la Cocina del Infierno. 😦

Anuncios

4 comentarios

  1. Soy un fan irredento del personaje. Miller, Bendis y Brubaker. Nocenti también. Si hasta las etapas de DeMatties y Chichester tenían su gracia siendo claramente inferiores. Kesel tampoco es mi favorito pero venía bien oxigenar un poco. Pero esta etapa de Waid es insufrible, es un mal chiste envuelto en una tortura de sinsentidos constantes. Todo vale para vender un par de cómics más. No se me malinterprete. Si queremos un DD naif y salado hay mejores modos de hacerlo, al menos que tenga una mínima coherencia narrativa. Como nos lo queremos llevar a la costa oeste que se desdiga de toda la historia previa, se quite la máscara y pierda su licencia. Y como lo hago? Me invento una trama absurda en la que la enésima agrupación malévola de tres al cuarto le chantajea con su identidad. Y como estos figuras son superpoderosos (en el badulake de su barrio supongo) y le entra un ataque de integridad ridículo, DD se “inmola” públicamente así, a las bravas. Que falta de respeto a las bases del personaje tras 50 años. Pero lo peor de todo es que este engendro sea valorado como una etapa revelación del personaje. No puede ser más mediocre. PD. Sólo hablo de Waid, no de los dibujantes.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.