The Zero Theorem


zero_theorem_ver2_xlg

Titulo original: The Zero Theorem
Género: Existencialismo Surreal 
País: USA/Romania/UK/France
Año: 2013
Director: Terry Gilliam
Protagonistas: Christoph Waltz, Matt Damon, Tilda Swinton, Mélanie Thierry, David Thewlis
Presupuesto: – $
Duración: 107 minutos
Mi nota: 7

Vamos a comentar la jugada por encima, porque he visto a Terry Gilliam recibir palos mas allá de Orion y criticas amargas brillar en la puerta del WesAndersonismo recalcitrante. Pongamos una cosa de antemano, si no te gusta Terry Gilliam, no hagas el intento y ahórrate las criticas de forma y estilo. Es por lo que yo no es escribo de Wes Anderson ni he lamido el traserillo del Hotel Budapest por aquí. Porque no puedo con su estilo, me da arcadas, me repele en igual medida que el de Jean Pierre Jeunet y no puedo ni soportar mas de 5 minutos de sus películas, por lo tanto, me ahorro echar mierda aquí sobre ellos. Yo no les soporto, pero es mi urticaria y no necesito vendersela a nadie.

article-0-1C1C2BB500000578-393_634x374

Así que en este caso, yo de vosotros me ahorraría las criticas que dicen que no entienden nada, que todo son colorines y pollladas. Ese tipo de critica va contra todo el cine de Gilliam, así que tendréis que rebuscar entre los que suelen gustar de sus películas, y digan en ese marco, que les ha parecido esta. Y tras esta pequeña explosión de bilis sin venir a cuento, diré que en efecto “The Zero Theorem” no es de sus mejores películas, pero con todo, no ser de las mejores de un tipo que me gusta, sigue siendo un escalón por encima de lo que uno ve normalmente. De las ultimas me sigo quedando con “El Imaginario del Dr. Parnassus”, pero tampoco voy a crucificar esta.

Tenemos aquí una ida de olla existencialista llena de bizarrez personificada en Christoph Waltz y morbo intenso en la piel de Mélanie Thierry, sin olvidar la siempre lisérgica Tilda Swinton o el mimético Matt Damon. Un mundo loco y absurdo nos espera, como debe de ser, y un tipo completamente fatal de lo suyo que por tocacojones laboral, recibe el encargo de su jefe de probar el Teorema del Cero y así demostrar que todo es para nada. Para ello contará con la ayuda de una ultrasensual mujer y de un chaval que le darán caña para que lleve adelante su trabajo imposible y se de cuenta de las cosas, qué importa, qué no o si algo importa realmente en esta breve existencia sin sentido.

the-zero-theorem-2358933-640x321

No hay que volverse loco con el significado tampoco, cuenta lo que cuenta y no pretende ir aleccionado excesivamente sobre ello, y como siempre, lo mejor con las películas de Gilliam es el camino, aunque no lo sea para sus personajes. Cierto que hay un destino al que llegar, porque si fuera todo surrealismo puro lleno de colorines, tampoco entraría del todo por el aro, pero el conjunto me vale y me gusta, por mucho que pueda resumirse en “los arboles no te dejan ver el bosque”. La película va de menos a mas y, como siempre en manos de Gilliam, hace malabares a la pata coja, al borde de un precipicio por el que la película puede despeñarse en cualquier momento… pero como suele ocurrir, consigue llegar al final sin descalabrarse. Vamos que me ha gustado y no diré que me ha tenido pensando en ella, pero si que la he ido recordando varias veces en el par de días posteriores a su visionado, no porque esté digiriendo nada en particular, sino porque me alegro de haber compartido un rato con la chaladura mental de Terry Gilliam y porqué… que cojones!!.. pues porque me ha gustado.

Anuncios