Divergente


poster-final-de-Divergente

Titulo original: Divergent
Género: Distopía juvenil
País: USA
Año: 2013
Director: Neil Burger
Protagonistas: Shailene Woodley, Theo James, Kate Winslet
Presupuesto: 85.000.000 $
Duración: 139 minutos
Mi nota: 5,2 (7,4 IMDB)

¿Porqué me meto a ver una película sobre un libro del que no pude pasar de apenas un 20%? Pues porque quizás le encontrara mas interés al lenguaje cinematográfico que a leer los pensamientos de una adolescente pagina tras pagina. Y oye a priori otras parecían también muy malas y se dejaban ver como la de “Ciudad de Hueso”.

Pero aquí me temo que no ha habido sorpresa y me he dado de bruces con un producto que intentar no descalabrarse mucho en su primera mitad, pero muy fallido en cuanto empieza realmente la trama que debiera de soportar la carga del interés.

DIVERGENT

Futuro distópico post bélico global del que no sabemos nada fuera de los muros que rodean Chicago. La sociedad, para eliminar la posibilidad de conflicto, se divide en facciones representativas de diferentes virtudes humanas y estas son de libre elección, se sea mas afín o no, durante la adolescencia.

El problema son los antisistema involuntarios, representados aquí por personas que son afines a varias facciones y que por lo tanto no tienen una sola manera de afrontar las vicisitudes de la vida. Y eso es lo que es nuestra protagonista, sin que ella lo sepa, ni sepa lo que significa.

Por saber, sabe bastante poco de nada, como por ejemplo que si se mete en una facción que desde el principio le dicen que es la policía y el ejercito, luego se sorprenda de tener que matar gente. En fin, casi nadie sabe nada de nada y parece que es por eso, que para abrirse paso entre la bruma mental adolescente, tengamos que caer en el ridículo de “no mates a estos ahora que podamos, como hacemos con el resto, sino que vamos a contarles detalladamente todo el plan maléfico, para que así cuando escapen puedan detenernos

image

En fin, que muy tontuno todo y aunque en la primera mitad se aguanta minimamente el asunto, en cuanto debería empezar a coger ritmo, es cuando cae en todos los errores que te sacan de la película… que quizás con 14 años y las hormonas revueltas, lo pases por alto, pero a mi que el malo me explique todo punto por punto para que no me pierda, me toca un poco los cojones. En esto le doy un punto extra a Donald “Presidente Snow” Sutherland, que cuando hay que matar se mata y no doy ninguna puta explicación porque para eso soy el malo supremo.

Ahora voy a sentarme en la puerta de tasca, con el palillo en la boca y el bastón apoyado en la pared y decir que en mis tiempos mozos, las distópias juveniles estaban hechas para dejarte hecho una mierda, con la cabeza revuelta de pensar si en determinado caso, tu serias así y con el paso de los años, el darte cuenta de que aquello tenia mas lecturas que la evidente….. por ejemplo, “El señor de las moscas”. Si ahora en esta nueva hornada, con Divergente como máximo ejemplo de lo que digo, te lo dan todo absolutamente mascado, que espacio queda para pensar en otra cosa que no sea “que guapos son todos”?. Y eso si, contarlo con un metraje excesivo ademas (que larga se me hizo, por dios) y en varias películas. En fin, que me ha parecido bastante fallida, y por detrás de otras de este genero como Los Juegos del Hambre y/o Cazadores de Sombras.

Anuncios

3 comentarios

  1. Gracias por el aviso.

    Esta me la salto 😉

    P.D.: Que ganas de ver la tercera de “The Hunger Games” :)’

    Me gusta

  2. Yo casi ni he pensado en leerme el libro, estoy segura de que no me gustaría. Con la película tengo dudas, pero tiro más a por el no. Es más de los mismo, un quiero y no puedo intentando emular el éxito de “Los juegos del hambre”.

    Me gusta

    • No te pierdes nada, ni con el libro, ni con la película, eso seguro.
      Esperaremos al final de Los juegos del Hambre, porque de momento las demás intentan aprovechar el tirón, pero no lo consiguen.

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.