Orígenes del Mandarín: El Invencible Iron Man 36


image_gallery (1)

Para ir calentando motores de cara el estreno de mañana de Iron Man 3 y la presentación al gran publico del nemesis de Tony Stark, voy a reseñar este tomo de Iron Man, que corresponde con el anual americano de 2010 y nos presenta otra manera de contar el origen de un personaje. Como relata un personaje en el cómic, “Hay 3 lados en cada historia, lo que oyes, lo que sabes y lo que te cuentan”. En este caso, va a ser el propio Mandarín quien decida contar su historia.

896a1a4a48ae77c4949968fe8a1b50c1

Y para ello nada mejor que secuestrar a un prestigioso director de cine chino y a su mujer, durante una gala de premios y coaccionarle para que realice una película contando la “verdadera” historia del gran Mandarín. En una arranque de megalomania suprema (y un poco ridícula), pero muy conveniente para el cómic, el Mandarín reinventa su historia según se la relata al cineasta, aunque nosotros vemos en las viñetas lo que realmente sucedió.

Vemos como su madre era un británica prostituta adicta al opio que murió “persiguiendo al dragón” y que a su padre lo mató él mismo en un callejón. Vemos también el descubrimiento de la nave alienígena y como se hace con los 10 anillos, su etapa en la revolución china y sus enfrentamientos con Iron Man, incluidas partes con Raza en la cueva que pudimos ver en la primera película Iron Man.

the-invincible-iron-man-20100625065437396

Lo que cuenta él que sucedió realmente, desde ser descendiente de Gengis Khan, hasta ser un héroe humanitario para el pueblo, y su versión de las actividades de Tony Stark, os lo dejo para que lo leáis porque no tiene desperdicio. Es interesante por conocer un poco mas del personaje y por ejemplo aclara que hace cada anillo y que eran realmente en origen. Lo único malo es que Fraction lo deja un poco gilipollesco al personaje, muy endiosado y un poco patético… va con el tono del cómic, pero no mucho el presumible de la película. Pero merece la pena, aunque el dibujo de Di Giandomenico no es de mis preferidos. Mención aparte para la portada de Salvador Larroca.

1876358-85

Anuncios