Insidious


Por lo que se ve con “Insidious” estamos ante otra de esas películas de las que uno no sabe que pensar, si se pone a leer las críticas, porque las hay feroces que la dejan como una puta mierda risible, aburrida y patética, y no son mis palabras, y otro grueso de críticas que dicen que se pasa miedito. Bueno yo desde este primer párrafo ya os digo que yo soy del segundo grupo. Yo he tenido esa clase de reacciones involuntarias que tanto disfruto como tener la piel de gallina, los pelos de punta y el estar tras verla un buen rato tratando de pensar en no mirar al techo de mi habitación.

Será que le pongo voluntad, o ganas o quizás es que soy mas inocente que un kilo de tebeos, pero en mi ha conseguido todo lo que yo le pido a una película de miedo. Y vaya, que se me ha resistido esta “Insidious” porque estaba queriendo verla desde que se supo que se proyectaría en Sitges, y aun estando yo allí los días adecuados, y comprando las entradas días antes, “Insidious” agotó todas las entradas bien rápido. Yo diría que fue la que mas rápido se vendió… por delante del regreso de Carpenter conThe Ward. Como mínimo expectación ha levantado, eso es indudable.

Josh (Patrick Wilson) y Renai (Rose Byrne) son un matrimonio que acaba de mudarse a una nueva casa. Desde nada mas llegar ya hay cositas raras pero que pasan desapercibidas hasta que su hijo Dalton (Ty Simpkins) cae de una escalera en el desván y al día siguiente amanece comatoso perdido. O en un estado parecido pero que los médicos no saben ni como llamar. Como es lógico lo achacan al golpe en la cabeza que se da y Dalton queda por tanto en “coma” postrado en la cama en su propia casa. Aquí ya las cosas raras se empiezan a suceder. Desde voces, pasos,  huellas de manos un poco raras en las sabanas de Dalton y en las ventanas e incluso apariciones violentas hasta que no queda mas remedio que mudarse de casa del puro miedo que pasa Renai y su otro hijo, porque a todo esto el marido no ve nada.

Esta es la fase que bebe totalmente de “Paranormal Activity”, solo falta el perro de la 2 y la hermana en silla de ruedas de la Tokyo Night. Todo recuerda a Paranormal Activity, incluido la aparición del cura de turno. Para compensar también aparece la muy sospechosamente comprensiva suegra de Renai (Barbara Hershey) y cuando los incidentes se repiten en la nueva casa, es esta la que pone a su hijo y a su nuera en contacto con una experta en estos asuntos. Aquí dejamos Paranormal Activity y entramos de lleno en “Poltergeist”. Pero tan de lleno que tenemos la experta a la que solo le fata ser bajita, a sus ayudantes frikazos e incluso escena con filete en cara…. Esta experta nada mas llegar ya sabe de que va todo el asunto y les pone al día a los padres y de paso a nosotros… y ahí me quedo yo y no cuento mas. Solo que después hay una tercera fase que yo llamaría “Bioshock se traslada a Silent Hill” y que ya nos llevara hasta el final.

No vamos a engañaros con el tema de la originalidad, porque no existe… bebe de fuentes evidentes, por no decir que fusila directamente conceptos e incluso algún susto. Poniéndonos negativos… el villano del asunto a mi no me acaba de convencer en exceso, al menos en lo estético, pero lo compenso con la escenas a lo Bioshock en la antigua casa con esa familia extraña de sonrisa Jokeresca que a mi me ha puesto mas que nervioso. Los padres son un poco estirados para el tema que les ocurre, y la verdad es que Barbara Hershey se los come con patatas cada vez que sale.

A mi me ha gustado, me ha puesto nervioso y me ha hecho pasar un buen mal rato. Pero claro que en mi santa casa, de noche, a oscuras y metido en la cama, porque hay un riesgo muy grande con esta película, y es que en el cine te toque cerca el típico grupo de anormales, o adolescentes de entre 15 y 25 años que se aburran, que no les guste o aun peor… que se acojonen y te den la película con las risotadas y las estupideces que suele perpetrar esta gentuza que puebla nuestros cines cuando quieren disimular que se están cagando por la pata abajo…. Pero bueno que luego igual la veis y os aburrís.. yo que se, es mi opinión y mis sensaciones sin mas y han sido buenas. En semanas como estas donde se estrenan bazofias infames como “Almas Condenadas (My Soul to Take)”, me parece que “Insidious” es cine de mucha más calidad, por mucho menos nombre que tenga James Wan con respecto a Wes Craven.

Reacciones del publico

Anuncios

6 comentarios

  1. La tenía pendiente de ver, y es que desde La mujer de negro, no quería pasar tanto miedito, así que me estaba haciendo de rogar.
    Si es verdad que tiene muchos elementos de clasicazos del cine de terror (o suspense), casi como homenaje.
    A mi me ha gustado (o no, según como se mire) porque las pelis de miedo me dan idem y esta me lo ha dado bastante. Peli de terror clásico, de sustos, de cosas cotidianas pero raras, raras… y que haya niños por medio casi acojona más. Creo que las pelis de terror de visceras y guarreo me dejan menos secuelas y no me hacen plantearme bajar al trastero mirando sobre mi hombro.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.