Sitges 2010: Jonah Hex


Jonah Hex es probablemente uno de esos antihéroes del cómic que no son demasiado conocidos por el gran público. Podríamos decir que es una especial de “El cuervo”, pero en el oeste. Algunas similitudes hay y tiene en su contra un par de factores determinantes. Primero, que las adaptaciones de cómics del oeste están marcadas por el fracaso en el mejor de los casos o en la extrema paranoia como es el caso de la infame Blueberry y segundo punto en contra, casi todo en película, menos el propio Jonah Hex y por tanto Josh Brolin.

Jonah Hex es un soldado renegado del bando confederado y no tanto a causa del bando, sino a causa de su comandante interpretado por un mal mal mal John Malkovich. El comandante Turbull esta bastante loco y manda a sus hombres hacer atrocidades que acaban en enfrentamiento con Jonah Hex, y la muerte del hijo del comandante a causa de dicho enfrentamiento. El comandante se venga asesinando a la famila de Jonah Hex delante de el y abandonándolo a el mismo a la muerte tras marcarle la cara con un hierro al rojo con la marca de su rancho.

Es encontrado y salvado por los indios cuando su alma ya se había dado un garbeo hasta el infierno y vuelve de las garras de la muerte con algún que otro don sobrenatural. Puede hablar con los muertos, y con un efecto bastante conseguido ademas y de bonus tiene siempre cerca cuervos que le sirven de aviso y guía para los peligros. Todo esto es el comienzo de la película y mucho esta contado en forma de cómic y de una manera bastante conseguida y acertada en mi opinión. Luego la película empieza bien presentándonos a un Jonah Hex que se gana la vida como caza recompensas, vestido siempre con su uniforme confederado y teniendo como única amistad a una prostituta que resulta ser Megan Fox.

Cuando digo empieza bien, quiero decir que empieza fantasmeando sin control, pero era lo esperado, el problema es que luego pierde fuelle y la historia es floja y no da para una película completa decente. Y de paso, el único pilar de la película es Josh Brolin que esta muy bien como Jonah Hex. Bueno esta muy bien siempre Josh Brolin últimamente. Megan Fox no da para mas y aparece deformada, con una cintura encorsetada que parece que va a morir en cualquier momento sin respiración y con mil filtros que la hacen parecer de juguete y un cromo. John Malkovich en una de sus interpretaciones de pagar la hipoteca en la que no da nada, absolutamente nada de si mismo. Y solo salvo al otro que siempre esta inmenso últimamente también, Michael Fassbender, que hace de uno de los asesinos del comandante Turbull.

Película de trámite, si te cae en la tele en un zapping pues puedes verla, pero no da para nada mas. Otra vez que se desperdicia un personaje interesante como ya pasó con Solomon Kane, como señalaba uno de mis acompañantes. Quizás son mas personajes para serie de TV que para película donde el formato no permite desarrollar a los personajes. Olvidable por casi todo, excepto por Josh Brolin, que con poco hace mucho.

 

Anuncios