Sitges 2010: Hybrid 3D


Si ayer hablaba de una película de la “sección oficial fantàstic” hoy toca una de la sección “Focus 3D”. Tenia ilusión por haber visto Piranha 3D pero al final se cayó del cartel y tuve que conformarme con esta frikada y mi primera película de serie B en 3D. Y es que si con “Rubber” era un neumático el asesino, aquí es el coche entero.

Me gustan los coches asesinos. Gracias a Stephen King y a Carpenter siempre he tenido cariño a “Christine” y me gustan las frikadas serie B y ya puestos en el auditori y en grande me apetecía ver una sesión de película mala cutre ochentera en 3D. Para empezar el 3D del auditori de Sitges es XpanD (el mismo que el de los Yelmo) que es el de las gafas activas, que a mi son las que mas me molestan al usar yo ya gafas de por si, y además me parece que oscurecen en exceso la película.

Pero a lo que vamos, que es la película. No quería saber nada de ella hasta sentarme en la sala. Sabia que era de un coche asesino, y titulándose Hybrid, ya me esperaba una coña con que el coche fuera un Prius y que fuera aquello una casi parodia. Pero no, que la película es cutre y salchichera pero pretende ser seria en el tema del genero y lo es. Eso si con guión de videoclub de los 80 puro y duro. Resulta que no es que sea un coche asesino, el asesino es un calamar que ha evolucionado en ambientes marinos para mimetizarse con rocas o con cualquier elemento de su entorno para que sus presas entren en el creyendo que lo hacen en un entorno seguro.

Pues esto es la evolución natural de dicho txipiron para cazar presas en un ambiente no acuático, se transforma en coches, la presa entra y zas… al buche. Genial!!! Así además no tenemos un modelo de coche asesino, sino los que hagan falta, porque se mimetiza en el que mejor le convenga. Bien es sabido que los cefalópodos son de los bichejos mas inteligentes del planeta no tan por detrás nuestro y así este txipiron-mutante-come-gente, sabe en que coche transformarse en cada ocasión. Aunque su “deafult mode” es bastante atractivo como coche negro mate con lunas tintadas, clásico americano cercano a un muscle car, cuando tiene que cenar la primera vez se transforma en un deportivo rojo para atraer a un par de veinteañeros borrachos. Una vez dentro, desaparecen manillas y cualquier via de escape, se tintan las lunas (si si… chiste fácil…. El txipiron que “tinta” las lunas…. El colmo) y el par de incautos es devorado.

Con la indigestión de cenarse un par de borrachuzos pasa lo que tiene que pasar…. Todo muy buen hilado… si bebes no conduzcas, por lo tanto si eres un coche asesino que se come a sus victimas, no comas borrachos que pasa lo que pasa, y lo que pasa es que nuestro querido txipiron tiene un accidente en 3D de tomo y lomo, que resulta en que el parachoques del otro coche (uno real) sale despedido hacia el centro de la sala del cine, y el TxipiMovil acaba en el taller. Todo lo que os he contado ocurre en los minutos iniciales y con los créditos, el resto de película no se sale de otro escenario que no sean las 3 plantas del garage de reparación. 4 duros, un par de coche, actores desconocidos en su mayoría siendo el mas famoso el tal Farik de la (muy recomendable, pero breve) serie de “Sleeper cell” y chica protagonista.

Lucha a muerte entre el txipiron atrapado en el taller y los currelas del taller… cazador y presa se confunden por momentos y todo ello en un ambiente cutre y de baratillo, que a pesar de todo tiene cierto encanto y cierto regustillo que no es del todo inapropiado. Mantiene coherencia argumental en todo momento, si si… he dicho coherencia argumental hablando de una película que trata de un calamar que se transforma en coches, ahí es ná.

El cine muy vacío, el de al lado nuestro se marchó a media película pero yo tengo que decir que me lo pase bien, me entretuve un rato, me gustó el final y me olvide bien rápido de las 3D porque la verdad es que quitando 3 escenas, el resto del 3D es imperceptible. Los actores bien en su papel, sobre todo el jefe mamón y la heroína con novio aprovechado y es cine de videoclub de sesión triple de domingo por la mañana ochentena pura y dura y no pretende ser otra cosa. En mi opinión no desentona en Sitges y lo que si desentona es tanto gafapasta con pase de prensa que no se entera de lo que es cine de genero y solo quiere figurar e ir a los pases donde salga algún famosote. Es mi primera vez en Sitges, pero he visto un exceso alarmante de gafapastas con un palo en el culo y reivindico pases como el de Hybrid para los cinéfagos irredentos. Viva el ochenterismo, los pocos medios y los bichos mutantes.


Anuncios

4 comentarios

  1. Jajajaja, ahí ahí, duro a los gafaplastas!! 😄 Tienes razón, ¿qué sería de este mundo si comiéramos todos los dias platos deconstruidos y no saboreáramos una buena hamburguesa de vez en cuando? XDD

    La pongo en la lista de pendientes, gracias! 😄 😛

    Me gusta

    • Pues hoy la ponen en maraton 3D con el escorpión marino y otra japonesa de un laberinto…. 3D serie B? po demos llamarlos 3B? y cuando sea serie Z, serán sesiones ZZZ?

      Me gusta

    • Bufff si te hubiera tocado detrás un par que me tocaron, disertando sobre las bondades de un corto y su metafísica y luego no enterarse de porque Jonah Hex esquivaba las balas… y criticarlo como “matrixismo” en fins….

      Raybans he visto a millones…. sin cristales de sol, no te digo mas..

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.