Alhóndiga Bilbao


La alhóndiga es uno de esos edificios emblemáticos de Bilbao con el que nunca se ha sabido muy bien que hacer. En mis casi ya 35 años ha habido de todo allí pero principalmente de nada. Recuerdo haber ido de niño a túnel del terror de aquellos que se pusieron de moda y creo que nada mas. Siempre he oído un millón de proyectos pero nunca se ha concretado ninguno para este antiguo almacén de vinos. Al menos hasta ahora.

Como decía la Alhóndiga fue un almacén de vinos y aceites, construido a principio del sigo XX (1906-1909) por Ricardo Bastida y no solo es un edifico emblemático, fue también declarado bien cultural, y creo que hoy mas nunca hace gala de dicho titulo. Esta semana se ha re inaugurado después de 9 años de obras en las que el diseñador francés, Philippe Starck, ha creado un nuevo espacio para la ciudad y para los bilbaínos respetando el exterior del edificio, pero creando algo totalmente nuevo por el interior.

Bajo la idea de “Personas frente a edificios” ha creado 3 espacios diferenciados dentro del la estructura original. A modo de cubos que se alzan sobre columnas, los espacios todos ellos públicos y municipales, se reservan para exposiciones, deporte con piscinas y un macrogimnasio, salas de cine de las que solo 2 serán comerciales y el resto reservadas a ciclos, cine de autor, arte y ensayo así como versión original, mediáteca, restaurantes.

Lo mas importante es que es un espacio ganado para los bilbaínas, no gestionado privadamente y que esta en sitio perfecto en el centro de Indautxu para poder entrar siempre que se esta dando una vuelta y no se sepa que hacer a respirar un poco de cultura, ver alguna exposición, o simplemente ir a ver cine diferente si por ejemplo se pone a llover. 43.000 cuadrados de agenda y opción cultural al alcance de todo el mundo. Por mi parte están bien invertidos los 75 millones de euros que hemos puesto los vizcaínos para este proyecto. Creo que revierte bien en todos, y en la ciudad. Como he leído por ahí, el Guggenheim atrae a los extranjeros a la ciudad, la alhóndiga es para que lo visiten los foráneos, pero es para el disfrute de los bilbaínos. Yo desde luego pienso darle uso, y además disfrutarlo.

Y para la inauguración se ha creado una exposición llamada “Tierra natal. Otro lugar comienza aquí” que pude visitar el domingo y que se resume como una exposición propone una reflexión sobre conceptos como la identidad, el arraigo y desarraigo, los sedentarismos y nomadismos, las lenguas maternas, etc. a través de dos trabajos visuales y complementarios, creados por el filosofo y urbanista Paul Virilio y el fotógrafo y cineasta Raymond Depardon. Son dos cortos o mediometrajes de 30 y 40 minutos respectivamente mas o menos con los cuales nos mueven a la reflexión y con los que conocemos gentes de etnias o con culturas minorizadas y en peligro de desaparición y así les escuchamos hablar en el Quechua, Guarani, Breton, Occitano y unas cuantas lenguas mas, hablándonos sobre la situación y la relación de sus pueblos con dichas lenguas. Esta mini exposición de 2 cortometrajes esta promovida por la fundacion Cartier y viene de recibir 80.000 visitantes en paris.

Comparten estas 2 producciones sala y espacio con la exposición “Proyecto tierra” ¿Cómo nos relacionamos con nuestro entorno?, ¿Qué significados tienen conceptos como “indígena”?, ¿Qué es un animal?, ¿Qué son la lengua y su memoria? ¿Cómo se relacionan en la crisis las disciplinas culturales? Estas son algunas de las cuestiones que tratan de compartir con nosotros los autores. En conjunto, doce obras en lenguajes que van desde la instalación sonora al documental, desde la naturaleza a los modelos arquitectónicos avanzados, desde lo pictórico y escultórico a lo privado y público. Destaco el coche (Saab 900) en el que montas y se escuchan pájaros… En lenguaje de entendido en arte y cultura…. (/ironia)  “un puntazo” jejeje

Esta seria la parte estática por llamarlo así de la exposición, pero lo que me hubiera gustado ver y debió de ser muy interesante es la charla que dieron los artistas, junto con el chaman Davi Kopenawa, portavoz del pueblo Yanomami, la lingüista Itziar Badiola y el antropólogo Francés Bruce Albert que realizo la traducción simultanea de la charla sobre la importancia de la conservación de las raíces y la lengua de su pueblo, que dió el chaman Kopenawa en su lengua Yanomami, que es un compendio de 4 lenguas en si misma y que es hablada por la nación Yanomami que divide su población de 40.000 habitantes (la mitad de los que vivimos en mi barrio) entre Venezuela y Brasil. Dicha importancia radica en evitar la homogenización del planeta tierra a traves del mantenimiento de las diferencias que lo enriquecen.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ayer comienzaron también 2 exposiciones sobre el mundo del comic, que preceden a los talleres y master class que irán dentro de las jornadas AlhóndigaKomik, que ya serán mas serias y orientadas a un publico mas especializado y profesional. Este curso teórico-práctico ofrecerá una panorámica sobre la industria norteamericana, europea y japonesa incluyendo los diferentes planteamientos editoriales de estas tres importantes industrias del medio. Para ello contaran con Master class de autores como, Pasqual Ferry, Ken Niimura, Ana Miralles y para la parte más práctica con Pepe Gálvez, Jesús Redondo, Toni Guiral y Marina Ariza. El curso tiene un carácter eminentemente práctico y la implicación directa de los alumnos constituye un interés de primer orden.

Para un publico mas general, y por 3€ frente a los 120€ del curso mencionado arriba, comenzaron ayer hoy las exposiciones “100×100 Cómic” y “Un año en Angouleme” donde veremos ( y veré.. porque pienso ir y contároslo) 100 de las mejores paginas de comics de todos los tiempos a modo de 50 parejas de cuadros con la pagina origninal y una creada expresamente para esta muestra. Por 35 artistas internacionales, 9 españoles y 6 vascos. También podrá verse el comic  “Un año en Angouleme” de Clara-Tanit Arqué y Lola Lorente, ganadoras de la primera edición del concurso AlhóndigaKomik y que pondra el contrapunto con su estilo, a la seriedad de la exposición 100×100 comic.

En resumen… y tras la chapa del horror que os he metido. Que estoy contento de este espacio ganado para la ciudad y tengo ganas de que entre a funcionar ya a pleno rendimiento y poder ir a sus cines y ciclos sobre todo, y ver sus exposiciones. Y que como en parte ha salido de mis (abusivos) impuestos municipales, que sois bienvenidos a visitarlo y disfrutarlo, que para eso es mío también. He dicho

Anuncios

6 comentarios

  1. Uno que conozco no tendrá muchas ganas de visitarla… ha estado trabajando en la obra, y les han metido mucha caña cuando han visto que los plazos se les echaban encima. Y claro, siempre a última hora.

    Pero habrá que ver qué tal ha quedado el edificio. Tantos años siendo un fantasma en el centro de la villa despiertan mi curiosidad

    Me gusta

  2. Jo, pues tal y como lo pintas, la cosa promete estar realmente bien, así que mi más sana envidia, y mi sorpresa por el hecho de que un ayuntamiento haya hecho algo bien, y para los ciudadanos!! Espero que hagan muchas cosillas interesantes por ahí y puedas disfrutarlas.
    Un beso!

    Me gusta

    • Sip, piinta bien. Yo estyo muy ilusionado y me llegan al twitter cada mañana a primera hora las actividades que hacen cada dia y esta de lujo… ya tengo apuntado para el jueves que viene la charla y Con Juio Medem y peli… por 4 lerus…

      Y estoy deseando revisar la seccion de comics de la mediateca y leer por ahi tirao por el suelo.. Me parece un acierto invertir en cultura.

      Me gusta

  3. Querido Unai, me parece estupendo que existan estos espacios de promoción y mantenimiento de la cultura local y del mundo. La verdad es que estamos faltos de sitios como estos en los que la idea de lo étnico, lo particular, lo que distingue a una cultura de otra se vea como algo valioso y no como una limitacion a la “occidentalización” de los pueblos. Por qué, quién puede probar que los occidentales son (somos) los que estamos bien, o que es el camino al que todos debemos avanzar?
    Por mi parte este tipo de lugares y proyectos siempre serán vistos como una acierto a nivel de capital cultural y social.

    (otros) Mil besos para ti, cielo

    Me gusta

    • Sip, es sin duda un acierto. No falta quien critique cualquier iniciativo y son momentos duros para gastar dinero publico, pero creo sinceramente que es un acierto enorme.

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.