Once


Ni se el tiempo que hace que tenia esta película en la cola de cosas por ver. Siempre me daba pereza, pero ya se sabe como son estas cosas.. de repente un día ves la random película que cae y ya esta. Y mira.. pues me ha gustado. Me daba reparos la etiqueta “musical”, pero claro… no puedo vender esos reparos y luego disfrutar como un enano viendo Glee, así que ha caído.

Y bueno, pues no es un musical al uso, menos mal. Es mas bien una película en que uno de los protagonistas es músico callejero, y pues canta… igual que si el protagonista fuera marinero, estaría en un barco y si fuera pintor, pintaría paredes en algún punto de la película.

El caso es que este cantante callejero vive en Dublín, trabajando en un tallercito de reparación de aspiradoras de su padre y cuando acaba su jornada laboral se va a las calles del centro a cantar con su guitarra destartalada, normalmente canciones que ha compuesto por o para su ex novia, con quien no esta porque se beneficio a otro tipo y ahora ella esta en Londres y el en Dublín.

Cantando en la calle es como conoce a una inmigrante Checa que se le queda escuchando y le echa 10 céntimos a la funda de la guitarra. Así es como se establece una relación de amistad entre estas 2 almas gemelas, en situaciones no muy favorables ninguno de los 2, pero con la música como nexo de unión entre ambos. Digamos que sus vidas estaban faltas de algo que se proporcionan el uno al otro cuando se conocen, ambos son la palanca con la que otro pone en marcha su vida de nuevo.

Dicho así pudiera parecer que es una comedia romántica… y no. No van por ahí los tiros, ni es comedia ni es romántica en el sentido de idilio providencial entre los protagonistas. Nop.. la vida suele ser mas difícil y mas complicada que eso y muchas veces conocer a la persona adecuada no quiere decir que sea el momento adecuado. Llevándolo por derroteros Punsetianos… el amor es relativo y no existe sin un punto de referencia valido, llamémosle “el aquí y el ahora precisos”.

Es una película pequeña, sencilla, Irlandesa, bonita, buena, que te gana enseguida y es un poco como es la misma Dublín, un sitio que sin tener nada especial,  se te mete dentro para siempre. Tiene sus toques gafapastosos, pero como recurso aislado y no protagonista, como el movimiento de la cámara que simula que esta grabado un tercero a modo de documental o de falso directo, pero no es algo para nada definitorio y no nos desviamos de la historia por artificios de libro de texto.

Aun así se llevó el premio del público en Sundance en su día y ha tenido éxito en cuanto a criticas y tal.. pero no es un producto de estos que lleguen mucho mas allá de 4 festivales y un par de semanas de estrenos. Yo en género “independiente (sea lo que eso signifique)” le voy a dar un 7. Me ha gustado, he disfrutado de las canciones del tipo y del sentimiento que les pone, de la relación entre los protas y del final y del camino de cada uno. Despues del trailer os dejo una de las canciones de la banda sonora.

Leave (BSO) (Goear)

Anuncios

Un comentario

Los comentarios están cerrados.