11 Flowers

11 Flowers

Segunda película vista este año en el Zinemaldi y con cierto riesgo, al ser una película china, dado el fiasco y tremendo sopor que nos produjo en la pasada edición del festival, la también China “Addicted to Love” que, al igual que “11 Flowers” también competía en sección oficial en el Zinemaldi. Esta vez, la película venia avalada por los éxitos de los anteriores trabajos de su director Wang Xiaoshuai, por lo que los riesgos en principio eran menores, pero haberlos, los había.

Y lo que encontramos ayer en el Kursaal es una película ambientada en los últimos momentos de la revolución cultural China y acelerándose en esos tiempos convulsos hacia el cambio que la llevaría en poco años a ser lo que es hoy en día. En este marco temporal y político tenemos al joven Whan Hang de 11 años, cuyo máximo problema es convencer a su madre de que gaste cupones de racionamiento de tela para que le haga una camisa nueva con la que poder lucir bien ahora que le han elegido como el niño que mejor coordina en las clases de gimnasia.

El y sus tres amigos van viviendo sus infancias como pueden y gamberreando y curioseando el mundo como cualquier niño, hasta que un día ven un revuelo y al ir investigar descubren que ha habido un asesinato.  Mas tarde jugando en el río, Whan Hang se pelea con sus amigos a cuenta de la camisa y cuando se queda solo, es testigo de cómo la policía persigue al supuesto asesino y este herido, para detener la hemorragia, se lleva la camisa que el niño tenia puesta a secar al lado del río.

Temiendo (y bien temido) a su madre si aparece en casa sin la camisa nueva que tanto  esfuerzo ha costado tener, Whan sigue al fugitivo por el bosque hasta que da con él. Ya no voy a contar mucho más de lo que ocurre, o de los porqués del asesinato. Solo comentar que esa hecho será ele eje central por el que los niños vayan desarrollando su historia paralelamente a los enfrentamientos violentos que suceden entre los Conservadores y Los reformistas en la fábrica donde trabajan sus familias.

Trasfondo político, social y vecinal para las historias de estos 4 chavales que hacen ellos solitos la película y que están todos ellos, cada uno en su papel y en su estereotipo, geniales. Mención aparte para la madre del chaval, que tiene un nervio y una mala leche que hacen entender que uno se vaya al quinto infierno a por la dichosa camisa con tal de no decirle que la has perdido. Podría decirse que es una película juvenil y la verdad es que los niños son una elección perfecta.

La película va buscando su sitio poco a poco, con una parte central que se me hizo un poco larga, pero con un tramo final que coge muy buen ritmo hasta dejarte con un muy buen sabor de boca al acabar la película. Amargo también ese sabor porque al fin ya cabo, la inutilidad de las algunas cosas, vividas en aquellos años, no puede menos que causar ese amargor, pero es lo que pretende también. Son 2 horas que quizás yo hubiera recortado, pero aun así película recomendable y no me extrañaría que la viéramos en el palmarés final del festival. Y al igual que el año pasado, hemos vuelto a ver película China con Director y actores en la sala, lo cual siempre es un plus que hace ilusión en estos asuntos festivaleros, que los creadores se expongan al juicio inmediato de su obra y puedan recibir tanto aplausos, como indiferencia o rechazo. Ayer, fueron aplausos, merecidos sobre todo para el niño, la actriz que interpreta a su madre y el director.

One Reply to “11 Flowers”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.